Fuente: Prensa Libre

Cerca de 60 vendedores de autos usados así como 30 de otros sitios del país, junto con 100 trabajadores de talleres de pintura, mecánica y enderezado bloquearon la entrada principal a Grecia así como la carretera Interamericana Norte.

¿La razón? Un aumento en el valor impositivo de los autos usados, lo que provocó que la rebaja en el impuesto selectivo de consumo del 26% para vehículos mayores a los seis años y del 6% en los no mayores a ese lapso, “no valiera la pena”, fuera una “burla” y un “engaño”.

Así lo explicó a este medio Cristian Salas, de la Comisión de Vehículos Usados de Grecia, quien advirtió que los bloqueos continuarán hoy desde las 8 de la mañana y hasta que el ente encargado, en este caso el Ministerio de Hacienda, no resuelva el problema.

Lo anterior porque, desde el año pasado, dicho sector importador ha denunciado prácticas no solo del ente sino de otros Ministerios que han generado serios perjuicios en el sector importador de autos usados, al punto que datos de la Cámara Costarricense Automotriz muestran que están sumergidos en la peor crisis de los últimos 24 años.

“En días anteriores tuvimos reuniones con el Gobierno, con el ministro de Hacienda (Edgar Ayales) y el director de Tributación (Carlos Vargas), y llegamos a un acuerdo en la baja de los impuestos de los vehículos usados.

El decreto entró a regir a partir del viernes y cuál fue la sorpresa que nos llevamos el viernes que se bajó el impuesto (selectivo de consumo), que en el momento en que bajaron los impuestos media hora después subieron el valor de importación de los vehículos”, denunció Salas.

Agregó: “Entonces a la hora que bajan los impuestos, pero suben el valor de importación, obviamente los impuestos vuelven a subir, entonces no nos ayudaron en nada, entonces nos vemos engañados, que el Gobierno se burló de nosotros, entonces continuaremos protestando”.

Para José Carballo, presidente de la Cámara Costarricense Automotriz, al subirse la base impositiva, es decir dicho valor en la importación, la tan anunciada baja en el selectivo de consumo no es significativa, si lo que se pretendía era ayudar al sector.

“El sector está bastante desmotivado porque de esto dependen alrededor de 50 mil empleos, no solamente somos nosotros, ahí están los talleres de carrocería, pintura, tapicería, enderezado, mecánica, ventas de baterías, ventas de repuestos, agencias aduanales, almacenes fiscales, financieras, bancos, tramitadores de aduanas, transportistas de autos desde las aduanas. Es un sector muy voluminoso, el cual tiene una distribución de la riqueza a lo largo y ancho del país. En estos momentos han cerrado por lo menos un 10% de empresas, lo cual representa que unos 5 mil empleos ya se han perdido”, reiteró el dirigente.

Consultada por un equipo del Decano de la Prensa Nacional en la zona, Marcia Chaverri, una de las manifestantes aseguró: “venimos a luchar porque nos han venido mintiendo, yo vengo en representación de las agencias de aduanas, el problema es que no nos bajaron nunca los impuestos, más bien los subieron, hay gran cantidad de carros que les subieron el impuesto y no como ellos dicen; nos bajaron el selectivo consumo pero los impuestos nos lo subieron”.

Este medio intentó conocer la posición del Ministerio de Hacienda, pero al cierre de esta nota indicaron que aún estaban valorando el tema y que de parte de la oficina de prensa no tenían ninguna posición al respecto.

Sobre este punto, Ayales ha sido enfático en querer incentivar dicho sector, razón por la cual en conferencia de prensa se anunció el tan mencionado decreto, que al parecer no fue del agrado de los importadores, por las medidas complementarias tomadas.

Cabe mencionar que Automotriz estima que, con respecto a lo que el fisco ha dejado de percibir, hay más de ¢48 mil millones, consecuencia de la desaceleración que enfrenta el sector.

Esto se da exactamente ante la caída del 50% de dichas importaciones, según números de la Cámara.