Fuente: La Nación

BofA Securities, una división de Bank of America, destacó el compromiso del Gobierno de lograr una consolidación fiscal por señales que calificó de positivas como el Presupuesto Nacional del 2023, catalogado de “mega agresivo”; el plan de privatización de activos del sector público considerado como “joyas de la corona”; no aprobar grandes subsidios a los combustibles; y proyectos de ley para reducir o fusionar instituciones.

Una comitiva de BofA Securities visitó el país, días atrás, y se reunió con diputados, economistas y analistas políticos. En el informe, publicado este lunes 12 de setiembre, los analistas del banco destacan que vuelven optimistas de su viaje a Costa Rica.

El documento hace un análisis de la situación económica del país y realiza proyecciones de indicadores macroeconómicos con base en datos del Ministerio de Hacienda y el Banco Central. Por ejemplo, prevé que la producción del país para el 2022 crezca 4,3%; un déficit fiscal del 4,9%, del producto interno bruto (PIB); y un endeudamiento público del 64,8% del PIB.

Sobre el presupuesto del 2023, el análisis destaca el respeto a la regla fiscal, por parte del Gobierno. “Con una inflación por encima del 12%, creemos que se necesita mucho voluntad política para presentar un presupuesto tan agresivo”, se subraya.


Para BofA Securities es relevante la aprobación de la regla fiscal para la contención del gasto, incluida en la reforma fiscal del 2018, aunque es hasta el 2022 cuando su aplicación es total. Sin embargo, reseñó la advertencia hecha por la Contraloría General de la República (CGR) de que el Gobierno incumplirá la regla fiscal por un decreto ejecutivo.

Otro de los temas abordados en el informe es la autorización del Congreso de la emisión de deuda externa. “Los congresistas con los que nos reunimos coincidieron en que es necesario aprobar los eurobonos. Pero dijeron que las dudas son más sobre el tamaño y el momento (...) Nuestro escenario base es que el Congreso autorizará una emisión de $1.500 millones, y el gobierno saldrá a los mercados después del feriado de Acción de Gracias (24 de noviembre), o a inicios del 2023″, se indica en el informe.

Sin embargo, para los analistas la mayor amenaza para Costa Rica son los cuestionamientos de la campaña electoral del mandatario Rodrigo Chaves. “El principal riesgo a la baja es la investigación en curso sobre el supuesto financiamiento ilegal de la campaña del presidente Chaves”, expuso la firma estadounidense, en un informe titulado Notas de viaje: ajuste fiscal de verdad.

El informe, dirigido a inversionistas internacionales, reseña que en la Asamblea Legislativa se creó una comisión especial con el objetivo de indagar los aportes económicos dados en el anterior proceso electoral.

“Los acusadores dicen que Rodrigo Chaves recibió contribuciones de campaña de empresas privadas y de un individuo extranjero, que son ilegales según la ley costarricense”, se detalla en el documento.

Los diputados acordaron, el pasado 5 de setiembre, crear una comisión investigadora de las finanzas de la campaña electoral del presidente de la República, Rodrigo Chaves, a raíz de un informe del Tribunal Supremo de Elecciones que señaló indicios de un “oscuro” esquema de financiamiento.

Sobre la venta de activos públicos, la nota dirigida a inversionistas explica que el Gobierno busca privatizar el Banco de Costa Rica (BCR), el Banco Internacional de Costa Rica (Bicsa) y el 49% del Instituto Nacional de Seguros (INS), las cuales cataloga como “joyas de la corona”.

El jerarca de Hacienda, Nogui Acosta, informó días atrás que la venta del BCR se usará para pagar deuda, pero el dinero obtenido de las acciones de INS serán para invertir en obras.