Fuente: BCIE

Con la finalidad de apoyar a la República de Costa Rica en la mitigación de los efectos económicos ocasionados por la COVID-19, reforzar su sostenibilidad fiscal, mantener el desarrollo bajo en carbono y fortalecer su estabilidad macroeconómica, el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) aprobó créditos por US$300 millones.

De esta manera, Costa Rica se convierte en la primera nación en recibir el monto máximo de US$250 millones anuales disponibles para cada país dentro del Programa de Operaciones de Políticas de Desarrollo (OPD). Además, recibe US$50 millones adicionales para atender la emergencia ocasionada por la pandemia en el marco del Programa Regional del BCIE de Apoyo y Preparación ante la COVID-19 y Reactivación Económica.

Estos recursos financieros de rápido desembolso contribuirán a reforzar la sostenibilidad fiscal de Costa Rica y sentar las bases para la recuperación económica, promoviendo el crecimiento y desarrollo amigable con el ambiente que caracteriza a Costa Rica.

“El objetivo primordial del Programa de Operaciones de Políticas de Desarrollo (OPD) del BCIE es apoyar financieramente a sus países miembros en la implementación de acciones que permitan la reactivación y fortalecimiento de sus economías procurando su estabilidad macroeconómica”, destacó el Presidente Ejecutivo del BCIE, Dr. Dante Mossi.

Al referirse a estos fondos el ministro de Hacienda, Elian Villegas señaló: “En medio de esta pandemia que también ataca la salud financiera de Costa Rica, el crédito del BCIE viene a permitirnos mantener el mercado interno sin una excesiva presión, de forma que el ahorro de los costarricenses apoye el esfuerzo de la reactivación económica que debe ir de la mano entre el Gobierno y la empresa privada; así que esta es una manera de colaborar en ese esfuerzo nacional,  que es imperativo en este momento para el país”.