Con motivo de la entrada en vigencia de la Ley de Impuesto a Sociedades Jurídicas (número 9024), el Banco de Costa Rica (BCR) arrancará con la recaudación.

“Para realizar el pago del tributo, el único dato que debe aportar el cliente es el número de cédula jurídica de la sociedad a la cual desea cancelar el mismo”, señala la entidad en un comunicado oficial.

La nueva legislación fue publicada en el diario oficial La Gaceta el pasado martes 27 de diciembre y gravará con $300 anuales a las sociedades mercantiles, las representantes de personas jurídicas extranjeras y las empresas individuales de responsabilidad limitada, activas ante Tributación Directa.

En tanto, las sociedades inscritas pero inactivas deberán pagar $150 por año.

La ley aún esta a la espera de su respectivo reglamento, el cual se espera sea aprobado y publicado antes de que finalice el presente mes.

Para varios expertos consultados por EF, este documento es vital para aclarar una serie de inconsistencias en la redacción final de la ley.

Si los bienes de un representante legal de la sociedad pueden ser embargados; la definición de sociedades activas e inactivas; y si este tributo será deducible del impuesto sobre la renta, fueron algunos de los aspectos señalados por los profesionales que están faltos de una interpretación real.

El Gobierno espera recaudar con la nueva legislación un aproximado de ¢36.000 millones anuales , que según indican, irán dirigidos integralmente a materia de seguridad ciudadana.

Andrea Rodriguez
Periódico El Financiero