Fuente: La Nación

La nueva ley, que otorga beneficios a pensionados, inversionistas y rentistas para permanecer 10 años en el país, abre otro camino en los esfuerzos para recuperar el sector turismo, según los empresarios de esa actividad.

La nueva legislación fue firmada, este lunes 5 de julio, por el presidente de la República, Carlos Alvarado, con lo cual queda a un paso de entrar en vigencia.

Los pensionados, rentistas e inversionistas que se acojan a una residencia temporal y demuestren una inversión mínima de $150 mil (hasta ahora es $200.000), tendrán derecho, por ejemplo, a la exoneración del 20% del total del impuesto de traspaso, en aquellos bienes inmuebles que adquieran en el plazo de vigencia de esa ley.

También podrán importar hasta dos automóviles libres de impuestos y todo el menaje de la casa en igual condición, de acuerdo con la nueva legislación.

El presidente Alvarado estimó que se están dando las condiciones, con la legislación, para que esas personas vengan al país, traigan sus inversiones y se pueda generar empleo.

Flora Ayub, directora ejecutiva de la Cámara Costarricense de Hoteles (CCH), consideró que esta medida aporta en el plan general desarrollado por el país con el fin de recuperar al sector turismo.

La decisión se une, amplió, a la ley que aumenta la estadía de tres meses a un año para los denominados nómadas digitales, mientras demuestren un ingreso de $3.000 al mes y de $4.000 mensuales si es una familia.

Según Ayub, el sector privado del turismo ahora mantiene la presión para que se tramite con celeridad la ley del fondo de avales para créditos, pues con esas garantías las empresas podrían tener recursos de préstamos para prepararse y recibir a esos nuevos turistas.
Excelentes compradores

Los pensionados, rentistas e inversionistas que lleguen por 10 años no se hospedarán en hoteles, pero comprarán casas, alimentos, servicios y otros en los lugares donde se ubiquen, recordó Ayub.

Además, casi todos ralizarán turismo interno y eso llevará a la necesidad de hospedaje y de adquirir otros servicios en las comunidades que visiten.

Así sucede con comunidades de pensionados que se han quedado a vivir desde años atrás en Costa Rica, como es el caso de Atenas, donde hay, dijo, grupos modelo de personas en esa condición.

Recordó que también hay pensionados en las localidades de Tamarindo, en Guanacaste, y en algunos sitios de la Península de Osa.

El modo de vivir de ellos los lleva a hacer turismo, detalló, en diferentes zonas, donde contratan tours de diferente índole, alimentación, a veces transporte y son usuarios comunes, por ejemplo, de las marinas.

En general, ese tipo de visitante causa una reativación de la economía y un derrame de recursos con sus inversiones en servicios, declaró Ayub.

El ministro de Turismo, Gustavo Segura, quien participó en la firma de la ley, en la Casa Presidencial, dijo que el objetivo es producir una necesaria dinamización de la economía y una recuperación de los niveles de inversión extranjera de hace una década (cercanos al 7,8% del PIB y que hoy representan sólo el 3,5%).