Fuente: CR Hoy
Un proyecto en la Asamblea Legislativa busca actualizar un impuesto que se le cobra a los camiones de carga pesada, los cuales llevan 33 años pagando ¢8 mil.

La iniciativa se discute bajo el expediente 21.143 y se denomina “Ley que elimina la tarifa diferenciada de vehículos de carga pesada en el impuesto a la propiedad de vehículos automotores”.

El proyecto recibió el criterio positivo de la Contraloría General de la República, según un un documento, con fecha 23 de junio, enviado a Daniella Agüero Bermúdez, Jefe de Área Comisiones Legislativas VI, de la Asamblea.

La idea de la iniciativa es que a los camiones de carga pesada se les aplique la misma metodología de cálculo que rige para cualquier otro vehículo, lo que significaría un aumento en la recaudación tributaria y “eliminando esta diferenciación odiosa que se ha sostenido sin justificación durante más de 30 años”, indicó la Contraloría.

“Comparativamente, en términos del Índice de Precios al Consumidor (IPC) de 1987 con el 2020, hay una relación aproximada de 25/1, lo que haría expresar los ¢8.000 como ¢ 200.000 actuales. Se evidencia así una sensible desactualización de esta contribución, que equivale a un 4% del monto original traído de esa forma a precios actuales, por lo cual esta propuesta se considera ajustada al principio de capacidad contributiva, y a las necesidades fiscales del país”, explicó la División de Fiscalización Operativa de la Contraloría.

CRHoy.com intentó tener una posición de representantes de los transportistas pero al cierre de esta nota no habíamos obtenido respuesta.

Taxistas y autobuses ausentes

En su respuesta, la Contraloría advirtió a la Asamblea que existen otros montos desactualizados en forma equivalente al de los camiones de carga pesada y señaló el caso de los autobuses, taxis y motocicletas, “que permanecen sin cambio desde 1987, sobre los que no hay referencia en el proyecto de ley”.

El ente contralor estimó que es importante se incluyan estos casos bajo el principio de capacidad contributiva y las necesidades fiscales.

Otro de los señalamientos que hizo el ente contralor es que los camiones de carga pesada siguen pagando el monto original existiendo una amplia diversidad de valores fiscales.

“Adicionalmente, son los vehículos pesados los que más inciden en el deterioro de las vías públicas, a cuyo mantenimiento está destinado parte de este impuesto”, señalaron.