Fuente: CR Hoy

Lejos de ver señales que promuevan la reactivación económica del país y una mejora en el consumo de los ciudadanos, la Cámara Costarricense de la Industria Alimentaria (Cacia) más bien teme que se implementen nuevos impuestos que afecten aún más al sector.

De acuerdo con Mario Montero, vicepresidente ejecutivo de la organización, existen señales en la Asamblea Legislativa para imponer tributos a la industria, lo cual desincentivará todavía más el consumo de los costarricenses.

“Vemos proyectos de ley que propician nuevos impuestos específicos hacia los productos, que sólo vendrán a encarecerlos y a disminuir el poder adquisitivo de la población. Vemos proyectos de ley cargados de nuevas regulaciones, trámites y requisitos para sectores productivos como los nuestros, que son de los pocos que están sosteniendo la máquina del empleo que aún le queda el país. En lugar de eso, deberíamos estar hablando de aquellos proyectos que impulsen la reactivación económica, por ejemplo: ¿cómo facilitamos el clima de negocios, cómo facilitamos las formas de crear empresas o nuevos emprendimientos, cómo reducimos los costos de transacción, cómo hacemos más eficiente el aparato estatal, y cómo hacemos una reingeniería o una reconstrucción eficiente del Estado costarricense?”, dijo Montero.

El representante empresarial se mostró preocupado por el elevado nivel de desempleo en el país, que según Estadística y Censos alcanza ya a 557 mil personas.

“Esa  tasa de desocupación explica la preocupante caída en el consumo, así como una baja sensible en inversión de nuevos emprendimientos, situaciones que posiblemente empeorarán para el resto del año, si la tendencia sigue”, manifestaron en la Cámara.