Fuente: La Nación

Casi nueve de cada 10 de costarricenses consideran que los productos incluidos en la canasta básica de consumo deberían pagar menos impuestos.

Así lo refleja una encuesta realizada por el Centro de Investigación en Administración, Economía y Gestión Tecnológica (Ciadeg), del Instituto Tecnológico de Costa Rica (Tec).

También hay apoyo a que los servicios médicos y los certificados de ahorro a plazo paguen menos tributos. Por otro lado, hay menor disposición a que se le aumenten los impuestos a la educación privada, los paquetes turísticos y productos suntuarios como camarones, langosta o salmón.

En el caso de la educación privada el 28,5% estuvo de acuerdo con pagar más y 45,8% con que debería pagar lo mismo.

Sobre los llamados productos delicatessen –camarones, langosta, salmón, finos cortes de carne, frutas importadas– 31,2% optó porque deberían pagar más y 45,1% pagar lo mismo; los paquetes turísticos 20,4% pagar más y 5,40% pagar lo mismo, y hospedaje en hoteles 19,5% pagar más y 48,7% pagar lo mismo.

El estudio denominado: Percepción de Impuestos en Costa Rica en el primer semestre 2022, lo presentaron la mañana de este 18 de agosto José Martínez, coordinador del Ciadeg y el especialista tributario, Germán Morales.

Morales comentó que la encuesta se hizo en un contexto de alta inflación, lo que puede explicar que las personas consideran que se puede subir los tributos en productos que no está considerando en este momento, como los viajes turísticos o productos suntuarios, pero prefiere que no se aumente a lo más necesario como la canasta básica de consumo.

En Costa Rica existen dos canastas básicas: la alimentaria, que es la que utiliza el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) para medir la pobreza, y la canasta tributaria, que contiene los bienes que gozan de una tarifa reducida al 1% del impuesto sobre el valor agregado.

Según la definición de la Ley 9914, la Canasta Básica Tributaria es el conjunto de bienes de consumo efectivo primordial del 30% de la población de menores ingresos, de conformidad con los datos encuestados o censados por el INEC y está conformada por 195 tipos de mercancías, que se desagregan en gran variedad de productos por partida arancelaria o código.

En la discusión de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, en el 2018, se optó por dejar los productos de la Canasta Básica Tributaria con un impuesto del 1% debido a la trazabilidad, esto es que permite al Ministerio de Hacienda obtener información de cada etapa del proceso, lo cual es útil para el cobro de otros tributos. Este 18 de agosto se consultó, de nuevo, el criterio del Ministerio de Hacienda, pero no fue posible obtener respuesta.

Economistas como Andrés Fernández, del Consejo de Promoción de la Competitividad, propuso revisar la Canasta Básica Tributaria como una medida para ayudar a los hogares más vulnerables a afrontar la fuerte inflación actual.

Martínez detalló que el estudio se hizo a nivel nacional, del 22 de junio al 6 de julio, a personas mayores de 18 años que tuvieran teléfono celular y participaron 657 hogares. La tasa de respuesta fue de 69%. Los resultados tienen un error de muestreo de 3,8% y un 95% de confianza.

Sobre los resultados, Martínez indicó también que el 68,3% de los costarricenses indicaron conocer en qué se utilizan los impuestos que recauda el Estado, sin embargo, hay un porcentaje significativo, el 31,7% que no conoce.

Los consultados dijeron que los impuestos se gastan en infraestructura (31,9%), salarios (13,4%), educación (11,6%) y salud (8,3%).

“Podríamos decir que hay en Costa Rica una conciencia de los impuestos que pagamos, pero que está muy orientada al tema de la infraestructura, quiere decir que la mayoría de la gente entiende y conoce que se pagan impuestos, pero que principalmente es para infraestructura”, comentó Morales.

Por otro lado, no hay una buena percepción de que se gasten los impuestos en forma importante en seguridad.

Consultaron sobre sectores que deberían pagar o menos impuestos y la respuesta fue que los profesionales liberales y las grandes empresas y cooperativas deberían pagar más, mientras que los consumidores, las micro y pequeñas empresas y los asalariados deberían pagar menos impuestos.

Sobre acciones que se podrían reducir el déficit fiscal, los costarricenses se manifiestan en contra de que los gobiernos implementen más impuestos (89,5%) o que suban los actuales (81,7%).

Sin embargo, sí apoyan medidas como reducir la evasión en el pago de impuestos (95,9%), fortalecer la administración tributaria (94,2%), incrementar acciones para reducir la morosidad y proporcionar las facilidades a los contribuyentes para la declaración o pago de los impuestos.

Sobre medidas del Gobierno para mejorar la recaudación fiscal los encuestados citaron tres: recorte de gastos no prioritarios, reducción del financiamiento a los partidos políticos y congelamiento de los salarios y pensiones altas.

También sugieren al Estado otro conjunto de medidas que permitan disminuir la carga fiscal como mejorar la administración tributaria, mejorar la administración pública y la digitalización de los servicios tributarios.

Morales indicó que la encuesta deja claro que los costarricenses perciben que no se invierte en la solución del déficit fiscal y en la solución del gasto público.