Fuente: La República

En casi dos años de gestión, Carlos Alvarado permitió la creación de 37 mil plazas en el sector público, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC).

De las 37 mil plazas nuevas, 11 mil pertenecen a ministerios, Asamblea Legislativa y Poder Judicial, las cuales sí generan presión sobre el déficit, mientras que el resto corresponde a instituciones autónomas, que encarecen servicios.

El crecimiento en la planilla estatal no significó un mayor gasto para el Gobierno central, ya que la aplicación de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas amortiguó el impacto al recortar pluses y calcular las anualidades como un monto fijo y no como un porcentaje.

De hecho, el crecimiento de los sueldos y salarios del Gobierno central se desaceleró, al pasar de 5,22% en el 2018 a 3,09% en el 2019, debido a que emitió un decreto para limitar el aumento salarial a ¢3.750 semestral por persona, según Rodrigo Chaves, ministro de Hacienda.

Sin embargo, el Estado perdió la oportunidad de lograr un ahorro de miles de millones de colones, ya que el dinero que se logró con los nuevos impuestos asociados al IVA y a varios cambios de la renta se usó para pagar nuevas plazas.

La mala noticia se da en momentos en que Chaves anunció que el déficit fiscal cerró en 6,9% del PIB para el año pasado, lo que representa la cifra más elevada de los últimos 40 años.

Asimismo, se da en medio de una disputa entre el presidente y la oposición por la aplicación de la regla fiscal, la cual limita el crecimiento del gasto en 4,6% para el 2020.

Al iniciar Alvarado su gestión, apenas había 275 mil funcionarios públicos, mientras que ahora existen 312 mil, según el INEC.

Molestos

El recorte del gasto público es fundamental para sanear las finanzas, concuerdan diputados, empresarios y otros actores.

Laura Bonilla
Presidenta
Cámara de Exportadores

Costa Rica está atravesando un ambiente tenso en materia político-fiscal.
Hacemos un llamado al Gobierno para que ejecute acciones claras y firmes en la aplicación de la normativa, aprobada en materia fiscal, y que se atiendan las observaciones de la Contraloría General, principalmente en la contención del gasto público en áreas no urgentes.
Para Cadexco, es fundamental que se retomen las condiciones de confianza y se fortalezca la actividad productiva.

Natalia Díaz
Presidenta
Unidos Podemos

Si bien es cierto, la encuesta continua puede generar errores en comparación con los datos que aporta la Caja sobre empleo público, creo que lo esencial es que el Gobierno sea coherente con su discurso y sumamente estricto con el gasto público.
Así como le socó la faja a todos los costarricenses, también el Estado debe hacerlo.

Yolanda Fernández
Presidenta
Cámara de Comercio

El sector empresario ha sido enfático en la necesidad de cuidar el gasto público.
Hay que bajarlo porque este tiene agobiado a todo el sector empresarial.

Otto Guevara
Dirigente
Unión Liberal

Es una gran irresponsabilidad del presidente.
Nos engaña a todos haciéndonos creer que tiene un compromiso con la austeridad y vemos que sigue el modelo de todos los presidentes anteriores al incrementar el tamaño de la planilla pública de una forma exagerada e irracional.
Hace lo contrario de lo que hay que hacer, que es reducir el tamaño del Estado y la planilla.
Los diputados deben de mantenerse firmes.

Yorleny León
Diputada
Liberación Nacional

El dato en cuanto a la planilla del Estado demuestra el doble discurso del Gobierno.
Los ahorros que genera el capítulo de empleo de la Reforma Fiscal se están “gastando” con nuevas contrataciones, quedando en evidencia que “la disminución del gasto público” requiere de mucho seguimiento y observación por parte de diversos actores.
Este es un ejemplo del por qué el presidente se molesta cuando se le pide que se ajuste a la regla fiscal.

Pedro Muñoz
Diputado
Unidad Social Cristiana

Es una barbaridad lo que ha aumentado la planilla estatal, lo que demuestra es que la reducción del gasto en remuneraciones podría haber sido mayor.
No es una buena señal que el Gobierno esté contratando tantísima gente, 37 mil empleados públicos aproximadamente, entre el 2018 y 2019.
Eso tiene nombre y apellidos: clientelismo político.
¿Han mejorado los servicios que reciben los ciudadanos? No.
¿Han aumentado las trabas y trámites? Sí.

Jonathan Prendas
Diputado
Nueva República

El Gobierno de Carlos Alvarado ha contratado 37 mil personas en 21 meses de gestión, así no hay presupuesto nacional, regla fiscal y país que aguante.
Por un lado, el PAC dice que tendrá austeridad y mejorará condiciones para generar empleo privado en el país, pero por el otro lado, gasta a manos llenas contratando miles de personas que no puede mantener y frena con sus acciones e inacciones la empleabilidad en el sector privado.

Gisela Sánchez
Presidenta
AmCham

Desde la implementación de la Ley de Fortalecimiento de Finanzas Públicas las empresas y los ciudadanos hemos hecho un esfuerzo para pagar más impuestos y aumentar los ingresos fiscales. Consideramos que es necesario que el Gobierno asuma de igual forma su compromiso de recortar el gasto corriente.
Creemos que se debe aplicar la regla fiscal con base en el presupuesto ejecutado, tal y como dictamina la Contraloría; asimismo, creemos necesaria una ley de empleo público e impulsar una reforma del Estado.