Fuente: La República

Debido a la compleja situación que vive Costa Rica en materia hacendaria y el alto desempleo, el presidente Carlos Alvarado pidió a los legisladores abstenerse de irse a campaña durante el mes de enero, como suele suceder en un año electoral.

Y es que a menos de dos meses para que termine el año, persiste una agenda de temas vitales para las finanzas públicas.

Se trata de los proyectos relacionados con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y que incluyen la ley de empleo público y el impuesto de renta global.

“Si los parlamentarios toman esa decisión se perdería un tiempo valioso para avanzar en la aprobación de proyectos necesarios para Costa Rica, como la agenda negociada con el FMI (…) Yo esperaría que no lo hagan porque estarían sujetos a que la ciudadanía los descalifique, dado que el país iniciará el 2022 trabajando”, dijo el presidente.