Fuente: La República

El cierre de la sede del PUSC por parte del Ministerio de Hacienda, fue calificado como “un error” y “una barbaridad” por el mandatario Carlos Alvarado.

Me parece un error y una barbaridad, porque si hay algo sagrado en Costa Rica es la democracia y aunque el bloque de legalidad estuviera en el actuar, no se puede obviar que hay un contexto de elecciones y en Costa Rica las elecciones son sagradas”, dijo el presidente esta semana.

Una deuda originada en 2016, hizo a la Dirección General de Tributación cerrar la sede de la Unidad el pasado viernes.

Esto, sin importar que dos días después, el partido iba a seleccionar a sus candidatos a diputados.

La acción de Hacienda fue cuestionada severamente por los personeros del PUSC, así como por integrantes de otros partidos, quienes calificaron el acto, como una afrenta a la democracia. Pese al retraso, este domingo la Unidad realizó sus asambleas y pudo designar a los candidatos de varias provincias.