Fuente: Diario Extra

Un grupo de contribuyentes reportaron a DIARIO EXTRA que encontraron cambios en la antigüedad de sus propiedades a la hora de calcular el impuesto a las casas de lujo con base en los parámetros del Ministerio de Hacienda.

Así lo hicieron saber a este medio, que se comunicó con fuentes internas de la cartera, quienes confirmaron que ayer se habían presentado quejas sobre el sistema, pero no especificaron si se trataría de la misma situación.

Se detecta hasta ahora porque estamos justamente en el período de pago del impuesto. Los contribuyentes, para hacer el cálculo, deben revisar el Manual de Valores Base Unitarios por Tipología Constructiva y es ahí donde se llevaron la sorpresa.

A manera de ejemplo, casas que tenían una antigüedad de 50 años ahora pasaron a 120 años. Según lo señalado a este medio por los afectados, lo que ocurre es que el sistema habría cambiado la cantidad de años de la propiedad, de un año para otro, sin ninguna explicación. No obstante, Federico Jiménez, subdirector de valoraciones tributarias, dijo al Periódico de Más Venta en Costa Rica que la modificación no es nueva.

La cartera tiene la potestad de reformar los valores por la vía administrativa, y quienes están en contra tendrían que presentar el reclamo de manera oficial ante Tributación.

Parte del problema es que, al ser la propiedad más antigua, el contribuyente tiene que pagar más impuesto a las casas de lujo porque la base de calculo es más alta.

ENTRE MÁS ANTIGUA MÁS VALE

La interpretación de la administración es que el costo de la propiedad es más alto porque tiene una vida mayor, a pesar del principio contable de depreciación.

Jiménez reconoció que en algunos casos es así, pero que no se puede generalizar para todos los contribuyentes.

Si bien, el cambio en la tipología se había dado en el 2019 al modificarse la base para el cobro del impuesto, las casas que estaban en el límite y no entraban como casa de lujo ahora sí y es por eso que varios propietarios de inmuebles se llevaron la sorpresa.

Jiménez explicó que se deben tomar en cuenta los parámetros de valoración que incluyen la tipología constructiva y el valor del terreno. El pago del impuesto del 2022 se calcula con base en las modificaciones hechas hace tres años.

¿VALORES SUBJETIVOS?

El funcionario manifestó que estudios técnicos de la Oficina de Normalización Técnica (OTN) de Hacienda recomendaron alargar la vida útil de los bienes inmuebles.

Juan Carlos Gómez, subdirector general de Tributación, aclaró que los parámetros para el calculo del impuesto no están siendo modificaciones, sino que al cambiar la tipología de las casas es probable que tengan que pagar más impuesto.  Olman Vargas, consultor e ingeniero y exdirector ejecutivo del Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos, cuestionó los cambios y dijo que incluso pueden llegar a ser subjetivos. Este también recibió reportes de contribuyentes que ahora clasifican sus viviendas como casas de lujo y a los que les varió la antigüedad de la propiedad.

Una propiedad que cuesta más de ¢137 millones es una casa de lujo, según el parámetro de Hacienda para el 2022 y, por tanto, tiene que pagar el impuesto solidario para el fortalecimiento de programas de vivienda.

Con la publicación del Decreto Ejecutivo No.43370-H en el Diario Oficial La Gaceta se hizo la actualización del impuesto solidario, sin embargo, para calcularlo debe revisar la tipología de su propiedad y es ahí donde nuevos inmuebles califican.