Fuente: CRHoy.com

En el año 2011, las organizaciones que conforman la Federación Costarricense de Cuidados Paliativos, según datos del Consejo Nacional de Cuidados Paliativos, reportaban la atención de más de 6.000 personas enfermas y atendidas por parte de las organizaciones no gubernamentales federadas. De estas, 1.755 personas tienen enfermedades oncológicas y 4.219 personas con enfermedades no oncológicas, cada una de estas con sus respectivas familias.

Cada una de estas personas es visitada al menos una vez por mes, por parte de los diferentes profesionales que conforman los equipos técnicos interdisciplinarios. Estos grupos se conforman, al menos, por tres especialistas y un chofer, incluyendo los equipos médicos, vehículos y otros productos que requieren para la atención de los pacientes.

La Federación, en la comparecencia que dio en la Comisión Legislativa de Asuntos Económicos, explicó que los presupuestos han mermado y que la exoneración que se planteaba en el proyecto de ley de “Exoneración a las asociaciones que apoyan a las unidades de cuidados paliativos” colaboraría con las finanzas de las instituciones que se encargan de realizar esta labor.

Este jueves se aprobó en segundo debate, por lo que las asociaciones de cuidados paliativos, serán exoneradas del pago del impuesto por la compra de vehículos, de acuerdo con el artículo único que se incluye en la ley.

“Exonérese del costo de inscripción sobre bienes inmuebles; de todo impuesto, tasas, sobretasas, y derechos arancelarios, a la importación y compra local de vehículos destinados para uso exclusivo de las Asociaciones y Fundaciones de cuidados paliativos habilitadas y acreditadas por el Ministerio de Salud”, establece la ley.

El diputado Martín Monestel, uno de los impulsores de la ley, explicó que la ley fortalece el desarrollo y el financiamiento de las asociaciones y las fundaciones que apoyan los establecimientos de cuidados paliativos a nivel nacional.

Mientras que la legisladora Rita Chaves, añadió que “estas cifras revelan la gravedad del problema por el impacto que provoca en la salud pública y de ahí la importancia del apoyo que dan las Organizaciones de Cuidados Paliativos a los pacientes que padecen esta enfermedad”.

Según datos del Ministerio de Salud, en el país cada dos días muere una persona víctima de una enfermedad oncológica; cada dos horas se diagnostica un nuevo caso de cáncer; unas 300 personas fallecen anualmente por esta causa.