Fuente: La República

Con el objetivo de que Costa Rica sea más competitiva y al mismo tiempo hacer menos pesada la carga de impuestos para los ciudadanos, Carlos Avendaño, diputado de Restauración Nacional y otros legisladores de su bancada, presentaron un proyecto de ley para cerrar Recope y reducir a la mitad el costo del impuesto único de los combustibles.

La propuesta también permitiría la apertura del mercado de hidrocarburos.

Con esta iniciativa, los costarricenses podrán percibir una reducción de hasta el 20,5% en el costo de la gasolina, además que dejarán de cargar con el peso que implica sostener Recope y su convención colectiva.

Para Avendaño, no se justifica mantener a Recope, la cual, deja pérdidas por ¢18 mil millones, según el legislador.

“Restauración siempre ha estado comprometida con la reactivación económica, con la urgente generación de empleo, con la protección de los bolsillos de las familias, y con la atracción de inversión. Ya es hora que se tomen las decisiones, Costa Rica, ni las familias deben seguir soportando la carga de Recope en sus bolsillos”, dijo Avendaño.