Fuente: La República

Congelar cuanto antes el impuesto único a los combustibles y aplicar una rebaja de unos ¢100 por litro, así como subsidiar el transporte público para evitar que los más pobres se vean afectados, son las propuestas iniciales que surgen de diversos sectores para tratar de contener el alza histórica de los combustibles.

Y es que para inicios de junio, los costarricenses estarán pagando más de ¢1 mil por litro para la gasolina súper, regular y diésel.

La mala noticia es que al ser Costa Rica un país importador, es poco lo que se puede hacer y de no cambiar la situación internacional, seguirá aumentando el precio de los hidrocarburos.

“Es bastante complicado cuando somos completamente dependientes del mercado externo. Tenemos que entender que son variables a nivel internacional y en eso, los productores de Estados Unidos son los que tienen la llave en la mano para producir más y bajar la presión en estos momentos (…) Tenemos situaciones que pueden ser relativamente controlables, como podría ser congelar los aumentos trimestrales, pero eso no bajaría el precio, solo lo contendría un poco”, dijo José Miguel Masís, director ejecutivo de la Cámara de Empresarios del Combustible.

Otras de las soluciones planteadas incluyen revisar la metodología de Aresep para calcular el precio de la gasolina, así como la eliminación de un decreto que subsidia el asfalto y la suspensión de la norma Euro Seis -que encarece el costo de la gasolina.

Por otra parte, a mediano plazo se plantea el desarrollo de hidrógeno verde o la explotación de gas natural, así como ampliar la matriz energética del país.

En el último año, el precio de la gasolina súper y regular ha aumentado en más de 30%, mientras que el diésel incrementó su valor en un 41%, según los datos de Recope.

En ese sentido, los diputados ayer buscaban soluciones a la crisis energética, ya que un alza de los hidrocarburos, generaría un incremento generalizado de bienes y servicios.

“Hemos venido insistiendo en la contención temporal del impuesto único a los combustibles por medio del proyecto de ley que presentó el PLN, el cual, consiste en una rebaja de este bien en ¢100 por litro”, dijo Monserrat Ruiz, legisladora de PLN.

En cuanto al transporte público, el gobierno de Rodrigo Chaves anunció el domingo que valora adquirir un préstamo con el BCIE por $200 millones.

La idea es que el costo de los pasajes no sufra un fuerte golpe en su próxima revisión tarifaria. En este caso, el subsidio está supeditado a la implementación del pago electrónico.

Preocupación

El aumento de los combustibles a cifras históricas preocupa a empresarios, diputados, organizaciones de consumidores y otros actores, ya que se traduce en menos inversión y empleo.

Carlos Montenegro
Director Ejecutivo
Cámara de Industrias

Lamentablemente, no se ha avanzado con el proyecto que congela el impuesto único, para que este bien no aumente tanto.
Es momento de buscar alternativas y por ello hemos insistido en el gas natural, en ampliar la generación distribuida y en explorar fuentes como la geotermia de bajo impacto.

Daniela Rojas
Jefa de fracción
Unidad

Es realmente preocupante el aumento de los combustibles en los últimos meses.
Con la propuesta de alza de la semana pasada de más de ¢100 por litro, Costa Rica llegará a una cifra histórica.
Hacemos un llamado a buscar una solución inmediata para frenar estos aumentos. La fracción de la Unidad ha propuesto diferentes soluciones para bajar el costo de los combustibles.
Tenemos que tomar una decisión para que no se vean afectadas las familias, ni el sector productivo.

Monserrat Ruiz
Diputada
PLN

Hemos venido insistiendo en la contención temporal del impuesto único a los combustibles por medio del proyecto de ley que presentó el PLN, el cual, consiste en una rebaja de este bien en ¢100 por litro.
Por otra parte, hacemos un llamado para buscar transformaciones a mediano y largo plazo, como lo es el hidrógeno verde y los vehículos híbridos y eléctricos.

Erick Ulate
Presidente
Consumidores de Costa Rica

Tenemos especial preocupación por el ajuste tarifario de buses que hará la Aresep en julio, en donde es evidente que habrá un aumento grosero por el alza histórica de los combustibles.
Hemos hecho un llamado presidente Rodrigo Chaves para que declare emergencia nacional en este tema.