Fuente: La República

En medio de un entorno económico “tormentoso” por factores externos como la crisis de contenedores, el alza de las materias primas y el elevado costo de las gasolinas, el sector construcción sentirá con más fuerza el aumento del Impuesto al Valor Agregado (IVA) que se cobrará a partir de hoy.

Se trata de un alza de 4% para los servicios de ingeniería, arquitectura y topografía, lo cual, encarecerá la construcción y remodelación de casas, departamentos u oficinas.

El tributo pasa de 4% al 8% a partir de hoy y en un año pagará la tarifa plena de 13%, al igual que el resto de servicios.

El porcentaje reducido del IVA que disfrutó el sector construcción por más de dos años, era parte de un plan de reactivación de la economía tras la Covid-19, con el objetivo de proteger al sector y a los empleos que genera; sin embargo, el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania terminó por crear graves consecuencias económicas que están afectando al mundo entero.

En ese sentido, el sector ya registra un decrecimiento del 21%, con una caída en la construcción de edificios, tanto de oficinas como de apartamentos, viviendas de clase media y baja, locales comerciales e infraestructura pública.

“El sector construcción atraviesa por un momento crítico. Los datos más recientes evidencian una disminución en los niveles de la actividad económica por debajo a los de febrero del 2020 y la entrada en vigencia de este ajuste en el IVA, sin duda alguna, tendrá un efecto negativo, no solo para el sector, sino también para las familias y empresas con planes de construir”, manifestó Carlos Trejos, presidente de la Cámara Costarricense de la Construcción.

Para tratar de buscar una solución al problema, los empresarios solicitan al gobierno de Rodrigo Chaves trabajar en la facilitación de los negocios y que se atienda con urgencia el deterioro de la infraestructura nacional y avanzar decididamente en lograr un verdadero cambio en la gestión de la obra pública del país, a partir de una mejor planificación y llevando a cabo los procesos de preingeniería que se requieren.

“Este incremento en los servicios, principalmente de consultoría y la construcción, impactan en los costos de producción y representan entre 1, 2 y 2,4% más del valor de la obra y el impacto será peor el próximo año cuando llegará al 13%”, destacó Rashid Sauma presidente del Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos (CFIA).

Ante la preocupación del sector, Francisco Nicolás, diputado liberacionista, presentó un proyecto de ley que pretendía ampliar hasta agosto del 2023 la tarifa del 4%, pero no se logró aprobar a tiempo.

“Pretendemos evitar costos adicionales en la construcción y provocar una mayor contracción que desincentive la inversión y que colateralmente provoque la pérdida de más empleos y una mayor afectación económica de la que ya enfrenta el país”, dijo el puntarenense.

Otra de las causas que están afectando el crecimiento de la construcción es el incremento en las tasas de interés realizada por el Banco Central que hacen que las personas y las empresas reduzcan sus planes de inversión en construcción y la remodelación de las casas.

“Las medidas anunciadas por el Banco Central con respecto al futuro de la economía hacen que los productores vean una contracción en el crédito ante el aumento de las tasas de interés internas, lo cual afecta la oferta y también la demanda por precio y con ello, el crecimiento de la producción nacional y las posibilidades de generar empleo”, aseguró Roxana Morales, economista de la UNA.

Fuerte golpe

El IVA para el sector construcción aumenta hoy 4% para los servicios profesionales de ingeniería, arquitectura y topografía.

Sin embargo, dentro de un año habrá un mayor golpe.