Fuente: CR Hoy

CRHoy.com).- La Contraloría General de la República (CGR) se manifestó en favor del proyecto de ley que intenta crear el Impuesto de Renta Global Dual.

Este miércoles el subcontralor general, Bernal Aragón Barquero, aseguró que la propuesta de ley que se comprometió con el Fondo Monetario Internacional (FMI) permite al país “avanzar en los criterios de equidad, simplicidad y factibilidad del sistema tributario”. Así lo expresó el funcionario en audiencia con los diputados de la Comisión de Asuntos Hacendarios de la Asamblea Legislativa, donde se tramita la propuesta.

El subcontralor Aragón además mencionó que la iniciativa tiene un efecto positivo sobre el balance fiscal, pero dijo que debe recordarse la necesidad de controlar la evasión del impuesto, “particularmente elevada en el caso de personas físicas con actividades lucrativas”, según lo determinó el Ministerio de Hacienda.

Además, sugirió a los congresistas ajustar en el texto del proyecto el pago de retenciones y alguna limitación a la integración sistemática de rentas negativas en actividades lucrativas que podrían reducir artificialmente la base imponible.

La renta global dual es el cobro del impuesto sobre las ganancias totales que reciben los trabajadores asalariados e independientes.

En la propuesta del gobierno, ese impuesto recaería sobre  aquellos costarricenses que perciban ingresos anuales que superen los ¢8.425.000, es decir, los ¢702.083 mensuales. En ese cálculo, se excluye el aguinaldo, el cual seguiría exento.

Cuando en este contexto se habla de ingresos, no se refiere solamente al salario de la persona, sino que suma todas las entradas económicas.  Por ejemplo si es también trabajadora independiente, si recibe ingresos por alquiler de algún inmueble, ganancias por alguna regalía, intereses por bonos o valores cedidos, entre otros.

Quienes tengan más de una fuente de ingresos deberán reportarlas a Hacienda en la misma declaración para pagar el tributo con base en todas las rentas unificadas y no por separado, como ocurre actualmente.

La tarifa del impuesto oscila entre el 10,0% y el 27,5%, dependiendo de los ingresos de cada persona.

Con este plan, el gobierno espera recaudar ¢170 mil millones anuales.