Fuente: La Nación

Los diputados aprobaron un proyecto de ley para atraer la industria fílmica, el cual otorgará incentivos a las productoras de cine y televisión. El objetivo de la propuesta, planteada por el diputado liberacionista Carlos Ricardo Benavides y la legisladora oficialista Laura Guido, es captar inversiones que actualmente buscan otros destinos en la región, donde sí reciben beneficios económicos.

Además de películas de ficción, la iniciativa avalada en primer debate impulsaría la realización de series de televisión, documentales, novelas, videoclips y reality shows provenientes de todo el mundo, así como servicios de posproducción, dibujo y animación digital.

El proyecto concederá la exoneración del impuesto sobre la renta para los inversionistas extranjeros. Además, se ofrecerían facilidades para la importación temporal de equipo técnico, materiales de producción y vestuario, entre otros implementos necesarios para los rodajes.

Asimismo, las productoras fílmicas recibirían la devolución del 90% del impuesto al valor agregado (IVA), siempre y cuando realicen compras nacionales de bienes y servicios por un monto superior a $500.000.

El proyecto también otorgaría facilidades migratorias a los involucrados en el rodaje, así como permisos para poder filmar en espacios pertenecientes al Estado. La iniciativa permitiría que las municipalidades de cada cantón puedan exonerar de cánones y permisos a los rodajes extranjeros.

Por último, se propone el establecimiento de una oficina con una ventanilla única, para el trámite ágil de todos los beneficios que se incluirían en la ley. De igual manera, no serán sujeto de impuesto de renta los salarios a actores, personal y cualquier otro trabajador de la producción, mientras no se paguen con una fuente costarricense.

De acuerdo con el legislador Carlos Ricardo Benavides, el 10% restante del IVA que no se devolvería a las productoras será destinado a un fondo cinematográfico costarricense para el desarrollo y capacitación de talento nacional.

Benavides ha expresó que “Costa Rica debe entrar con todo en la pelea por convertirse en uno de los mejores destinos fílmicos del mundo”.

Agregó que el país tiene “incomparables bellezas naturales, gran talento humano, infraestructura turística para atender la demanda de hospedaje y otros servicios, así como cercanía geográfica con las más grandes productoras del mundo, situadas especialmente en Estados Unidos”.