Fuente: La República

En la comparación mundial de países con mayor libertad económica, Costa Rica no aparece como un gran actor, al ocupar la posición 72 entre 184 naciones del listado de The Heritage Foundation.

Nuestro país recibió un puntaje de 64,2, no siendo superior al pasársele factura la situación fiscal por la que se atraviesa.

“Su puntaje general ha disminuido en 1,6 puntos, principalmente debido a una disminución en la salud fiscal. Costa Rica ocupa el puesto 14 entre 32 países de la región de las Américas”, da a conocer el estudio.

En específico, la carga fiscal no es favorable, con un puntaje alto cercano a 80; esto porque la tasa impositiva máxima sobre la renta de las personas físicas es del 25% y la tasa impositiva corporativa máxima es del 30%, haciendo que la carga fiscal general equivalga al 22% del ingreso nacional total.

Tampoco favorable que el gasto público ha ascendido al 20,2% del PIB durante los últimos tres años, y los déficits presupuestarios han promediado el 6,4%del PIB, con una deuda pública que equivale al 73,9% del PIB.

“La economía de Costa Rica ha estado atrapada en el rango medio de la categoría moderadamente libre desde el inicio del Índice en 1995. Para comenzar una trayectoria sostenida hacia una mayor libertad y prosperidad, el gobierno deberá encontrar la voluntad de emprender reformas políticamente difíciles para liberalizar las políticas laborales y reducir los déficits presupuestarios”, agregaron.

Otro aspecto que se toma en consideración es la apertura para hacer negocios, siendo una mezcla de criterios.

Por una parte, el sector financiero califican que funciona bien y les agrada que se flexibilizaron condiciones de préstamos y se redujeron tasas de interés por la Covid-19, así como en comercio exterior se tienen 13 acuerdos preferenciales vigentes, pero por otro, creen que el gobierno restringe la inversión en algunos sectores.

En ese sentido, sí dan como ejemplo que hay un suministro de electricidad más confiable con conexiones más rápidas, lo que ha mejorado el entorno empresarial, pero no lo suficiente como para mejorar la libertad comercial de Costa Rica en relación con la de otros países.

Donde también tienen criterios encontrados es en temas legales, contemplando que los derechos de propiedad generalmente están protegidos y los intereses garantizados tanto en bienes muebles como en bienes inmuebles se reconocen y hacen cumplir.

No obstante, los registros de la propiedad a veces son incompletos o incluso contradictorios.

Además, consideran que las leyes contra la corrupción generalmente se aplican bien, pero las organizaciones transnacionales pueden aprovechar la aplicación deficiente de las leyes contra el lavado de dinero y otros delitos financieros.