Fuente: El Observador CR

Los países miembros de la Alianza del Pacífico dieron el aval para el ingreso de Costa Rica a este bloque.

Así lo dio a conocer el Ministerio de Relaciones Exteriores de Costa Rica en Twitter, tras una reunión de los cancilleres miembro.

“Los Estados parte de la Alianza del Pacífico manifestaron el aval de ingreso de Costa Rica a este bloque, en la reunión del Consejo de Ministros, esta mañana”, señaló la Cancillería.

Además, el Canciller Arnoldo André Tinoco recibió de manos del presidente de México, Andrés López Obrador, una invitación para que el mandatario Rodrigo Chaves asista a la cumbre de la Alianza del Pacífico.

Esta cumbre se llevará a cabo en noviembre en la ciudad de Oaxaca, México.

Costa Rica anunció el pasado 8 de julio su candidatura formal para ingresar a este bloque de comercio formado en la actualidad por Chile, Colombia, México y Perú.

Desde entonces comenzó el período de negociaciones y hoy ya está el aval para el ingreso del país.

Efecto positivo

Un estudio hecho por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), con fecha de enero de 2021, estima beneficios para Costa Rica de ingresar a la Alianza del Pacífico.

En dicho análisis destaca una simulación de la desgravación arancelaria, con resultados sobre la producción total y el empleo.

Entre los resultados, el estudio resalta que el PIB de Costa Rica registraría un incremento del 0,3%.

Además, 13 de los 20 sectores contemplados en el estudio registrarían incrementos en su producción, siendo los de mayor crecimiento: lácteos (+2,6%); carne de res y demás carnes (+0,6%); e industria alimentaria, servicios y otras manufacturas (+0,3%).

Por su parte, solamente cuatro de los sectores contemplados mostrarían contracciones de la producción, siendo los que presentan las reducciones más significativas: silvicultura y madera (-2,2%); resto de agricultura (-0,3%); carne de cerdo, de ave grasas y embutidos (-0,3%); y, aceites y grasas vegetales (-0,1%).

Para los sectores de textiles, confección y calzado; vegetales, frutas y nueces; y arroz no se esperaría ningún cambio la producción.

También estima un aumento de 0,4% en el nivel de empleo en Costa Rica. Se espera un incremento en el nivel de empleo en 15 de los 20 sectores del modelo (75% del total).

Otro de los beneficios sería un aumento de las exportaciones de Costa Rica hacia países de la Alianza del Pacífico de $37,7 millones, debido al aumento en las exportaciones de 13 de los 20 sectores (65%).

Tres de ellos concentran los aumentos más notorios (lácteos; industria alimentaria; y carne de cerdo, aves, grasas y embutidos), principalmente en ventas a México y Colombia.

Por su parte, las exportaciones de Costa Rica al mundo incrementarían en $82,5 millones, de los cuales más de la mitad corresponde al aumento de las exportaciones costarricenses hacia países fuera del bloque.

El estudio destaca posibles efectos positivos sobre el bienestar general, tanto en Costa Rica como en los países que ya son miembros de la Alianza del Pacífico.

“El incremento en bienestar total de los cinco países es de $168,2 millones, de los cuales 86,3% corresponde a ganancias en bienestar de Costa Rica. Ello proviene principalmente del aumento en el empleo, la mayor eficiencia productiva y la mejora tecnológica. El 85,8% de este último efecto favorece a los sectores de lácteos (59%), y de carne de cerdo, aves, grasas y embutidos (26%)”, indica el documento.

Proceso frenado por 8 años

La Alianza del Pacífico se estableció en el 2011, con la Declaración de Lima. La expresidenta Laura Chinchilla fue la encargada de iniciar el proceso de integración para que el país se pudiera sumar a la iniciativa.

En el 2012, Costa Rica se convirtió en Estado Observador y dos años después, Chichilla firmó intención oficial de adhesión. No obstante, con la entrada al Gobierno de Luis Guillermo Solís, se paralizó el proceso.

El freno se mantuvo a partir del 2018, cuando el presidente Carlos Alvarado le prometió a una parte del sector agropecuario que no buscaría el ingreso al grupo multilateral durante su gestión.

La decisión se revirtió el pasado 8 de julio cuando el gobierno costarricense formalizó su intención de ingresar al bloque.

Empresarios de varios gremios a favor

Agrupaciones empresariales de distintos sectores acuerparon desde julio pasado la decisión del actual Gobierno de retomar el proceso de incorporación como miembro pleno a la Alianza del Pacífico.

“Costa Rica podría obtener beneficios y enfrentar los retos que contempla el entorno económico internacional, en cooperación con el bloque de integración más dinámico de América Latina”, señalaron en un comunicado de prensa conjunto.

Las agrupaciones firmantes de la petición son:

  Cámara de Industrias de Costa Rica (CICR)
  Cámara de Comercio Exterior de Costa Rica (Crecex)
  Cámara Nacional de Turismo (Canatur)
  Cámara Costarricense-Norteamericana de Comercio (Amcham)
  Asociación de Empresas de Zonas Francas de Costa Rica (Azofras)
  Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco)
  Cámara de Comercio de Costa Rica (CCCR)
  Cámara de Industria y Comercio Costa Rica México (Cicomex)
  Asociación de Empresarios Colombianos en Costa Rica (Aecol)
  Cámara Costarricense de Tecnologías de Información y Comunicación (Camtic)
  Asociación Bancaria Costarricense (ABC)
  Cámara de Infocomunicación y Tecnología (Infocom)
  Cámara Costarricense de la Salud (Promed)

Tras el anuncio de este jueves, la Cámara de Industrias fue la primera en manifestar su beneplácito.

“Nos complace mucho la noticia de que los países miembros de la Alianza del Pacífico le han comunicado al Gobierno el inicio de las conversaciones y negociaciones para la incorporación del país a tan importante bloque de países.

“Esto es motivo de satisfacción porque hemos retomado el camino de las negociaciones y la inserción del país con los enormes beneficios que se derivan de participar en el bloque de la Alianza del Pacífico”, indicó Enrique Egloff, presidente ejecutivo de la agrupación.

Voces en contra

Las principales voces que se oponen a la Alianza del Pacífico pertenecen a empresarios de los sectores agrícola, así como la industria alimentaria.

Además de oponerse a la disminución de las condiciones arancelarias para la entrada de productos al país desde los países de la Alianza, aseguran que Costa Rica no está preparada a nivel de competitividad e infraestructura.

En reiteradas ocasiones, la Cámara de Agricultura ha criticado que las condiciones serían menos favorables que las que ya existen en acuerdos bilaterales.

Potencia económica

La Alianza constituye la octava potencia económica y la octava potencia exportadora a nivel mundial.

También representa el 41% del Producto Interno Bruto (PIB) de América Latina y el Caribe y atrae el 38% de la inversión extranjera directa de la región.