Fuente: La República

Los dueños de carros particulares pagarán ¢25 mil por el seguro obligatorio, incluyendo un alza del 13% para el 2020, que hace parte del marchamo.

El aumento se debe a que la cantidad de accidentes aumenta, aunque a un menor ritmo, mientras que el costo de las atenciones médicas se incrementa, indicó Tomás Soley, superintendente de seguros.

En el caso de las motos, pagarán ¢89 mil (3,5% más que el año anterior) por el SOA, los buses ¢92 mil (5,9% más) y los taxis ¢68 mil (5,5% más).

A partir de hoy empezará el cobro del marchamo a 1,56 millones de vehículos, que pueden consultar el monto en la página del Instituto Nacional de Seguros (INS): http://marchamo.ins-cr.com

En particular, el SOA es el segundo componente más caro del marchamo, con un peso del 22%.

Seguro Obligatorio Automotor

Las tarifas del Seguro Obligatorio de Automóviles (SOA) fueron solicitadas por el Instituto Nacional de Seguros y aprobadas por la Superintendencia General de Seguros (montos en colones y última columna en porcentajes).

El mayor peso lo tiene el impuesto de propiedad del vehículo, que depende de su valor fiscal y en promedio representa el 64% de lo que se cobraría.

Para un carro modelo 2011 valorado en ¢3,7 millones, el impuesto alcanzaría unos ¢87 mil, calculó Hacienda.

Sin embargo, el monto de este impuesto se reducirá entre 3% y 6% comparado al año pasado, debido a que la gran mayoría de los 2,5 millones de vehículos inscritos tendrán una disminución en el valor fiscal, según el Ministerio de Hacienda.

Este impuesto empieza a partir de ¢28 mil, más un porcentaje de su valor fiscal, según diferentes tramos. El valor se puede consultar en la página de Hacienda, donde también podrá solicitar la revisión del valor fiscal del vehículo

Mientras tanto, las motos pagarán entre ¢700 y ¢15 mil, dependiendo de su cilindrada y el año, pero sin tomar en cuenta su valor.

Impuesto

El impuesto se estima sobre el valor fiscal del carro, con diferentes porcentajes, de acuerdo a varios tramos (valores en colones, y tasa en porcentajes a partir de la tarifa mínima).

Finalmente, el otro 14% que se cobra en el marchamo se compone de diferentes timbres, parquímetros, infracciones de tránsito, canon de transporte público e impuestos, entre otros.

Lo recaudado por concepto del seguro SOA se destina a atención médica a miles de accidentados cada año en las carreteras, por lo que aumenta por el número de accidentes y la inflación.

Este mantiene una cobertura de ¢6 millones por persona, la cual podría duplicarse en casos especiales como menores de edad, o del grado de incapacidad parcial o total ocurrida.

“Por un lado la siniestralidad aumenta, y por otro lado el costo de los servicios médicos sigue aumentando también. Debemos considerar también que el INS hizo un cambio en su tarifario del Hospital del Trauma que se aúna a este incremento”, indicó Soley.

En el monto del impuesto, pesan la depreciación, la inflación acumulada en el último año y el cambio en la carga tributaria aplicada a los vehículos.

La mitad de lo recaudado con el impuesto se destina a la red vial nacional por medio del Consejo Nacional de Vialidad, mientras que el resto se mantiene en el fondo general del Gobierno.