Fuente: La República

Si usted tiene deudas en colones es muy probable que dentro de unos tres meses tenga que pagar más en sus cuotas.

El alza en las tasas de interés en Estados Unidos provocará un resfrío en la economía costarricense y hará que el Banco Central deba aumentar, aún más, la tasa de política monetaria para controlar la inflación.

El aumento en el precio de los bienes y servicios, sobre todo, de las materias primas y petróleo, que provocaron inflaciones históricas en el mundo, obligarían a los bancos centrales a tomar estas medidas.

Es por este motivo, que la decisión de la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED) de aprobar la quinta alza consecutiva en las tasas de interés ya se esperaba y ahora la ubica en un rango de 3% y 3,25%.

Pero, ¿por qué el impacto no será inmediato?

“Existe una brecha entre la tasa de política monetaria (que la fija el Banco Central) y la tasa básica pasiva que se usa como referencia para calcular los créditos y esto hace que las cuotas no suban tan rápido. Durante la pandemia los bancos acumularon una gran cantidad de dinero que les permite mantener todavía las tasas de interés bajas pero, sin duda, el efecto llegará en un mediano plazo”, aseguró Daniel Suchar, economista independiente.

La tasa de política monetaria subió a 8,5%, el pasado 14 de septiembre, siendo el séptimo aumento en lo que llevamos del año, mientras que la tasa básica pasiva está en 5,7%.

“La decisión tomada por la FED va a obligar a todos los países desarrollados y en vías de desarrollo a subir las tasas de interés para mantener la competitividad y evitar la salida de capitales hacia los Estados Unidos”, aseguró Gerardo Corrales, economista de Economía Hoy.

Los efectos directos para las familias y el sector productivo que requieran dinero o tienen préstamos serán el estrujamiento en sus finanzas y la desaceleración de la actividad económica. 

Además, se verá una merma en el consumo de las empresas y los ciudadanos y se le dará una zancadilla a la recuperación económica.

“Si las personas tienen deudas con tasas variables, las mismas van a aumentar reduciendo el ingreso disponible y necesariamente el consumo de otros bienes y servicios”, indicó Olman Segura Bonilla, director del Centro Internacional de Política Económica para el Desarrollo Sostenible de la UCR.

Las empresas igualmente deberán acomodar sus finanzas y de hecho tenderán a reducir sus gastos para ajustar su presupuesto a la nueva realidad.

También, ante el aumento de las tasas de interés se reduce la propensión al riesgo y a las inversiones en nuevos emprendimientos.

Ahora bien, si la economía de Estados Unidos cae en recesión, el panorama para los deudores en Costa Rica no será nada alentador, ya que tendrán que hacerle frente a las tasas de interés más altas, pero también a un dólar más elevado y el turismo y sector exportador podrían verse afectados.

¡Hacia arriba!

El bolsillo de los costarricenses comenzará a sufrir al tener que desembolsar más

dinero ante el alza en las tasas de interés.

Mónica Segnini
Presidenta
Consejo de Promoción de la Competitividad

El quinto incremento aprobado por la Reserva Federal de los Estados Unidos de su tasa de

interés será un duro golpe para los hogares costarricenses que mantienen créditos, ya que el

Banco Central subirá la tasa de política monetaria, tal y como ya lo ha venido haciendo en

los últimos meses.

Mauricio Castro
Economista
Bolsa Nacional de Valores

La tasa de política monetaria tiene un efecto retardado y los movimientos que se han

observado dejan un desfase de dos o tres meses, por lo que, es muy posible que los

deudores paguen más en un mediano plazo.