El próximo 29 de febrero vence el plazo para que todos los contribuyentes presenten la declaración de bienes y servicios (Formularios D-151 , D-152) ante la Dirección General de Tributación.

Todas las declaraciones informativas deben ser presentadas obligatoriamente por medio del sitio web de Tributación, mediante el programa DECLAR@7.

Aquellos considerados como grandes contribuyentes por parte de la administración tributaria, ya sea por su volumen de ingresos u activos, tendrán tiempo de hacerlo hasta el 10 de marzo.

La obligación de presentar dichas declaraciones recae sobre aquellas entidades públicas y privadas que hayan realizado compras a nivel nacional por un monto superior a los ¢2.500.000 anuales; así como aquellas personas que hayan brindado servicios profesionales por una suma superior a los ¢50.000 por año.

Se debe tomar en cuenta que los montos a declarar deberán corresponder a un servicio o compra realizada al mismo cliente y durante el pasado periodo fiscal (1 octubre 2010 a 30 setiembre 2011).

Por Andrea Rodríguez

Periódico El Financiero