Fuente: Prensa Libre

La brecha entre los ingresos y los gastos del Gobierno Central alcanzó los ¢1.138.474 millones, es decir un 4,6% del Producto Interno Bruto (PIB), informó ayer en horas de la tarde el Ministerio de Hacienda.

Con respecto a otras variables, a noviembre de 2013, el gasto total del Gobierno mostró un alza del 12,3%, como resultado de un incremento en el pago de intereses y de mayores transferencias corrientes.

El gasto en intereses experimentó una variación interanual de 27%, aumento que se encuentra alineado con un saldo de deuda creciente y con la necesidad del Gobierno Central por realizar colocaciones en meses durante los cuales las tasas de interés fueron altas. Las transferencias se vieron impulsadas por las que se realizaron a las universidades y a la Caja Costarricense de Seguro Social (por la aprobación de la Ley Antitabaco).

De acuerdo con José Luis Araya, viceministro de Hacienda, “el espacio de acción del Ministerio para reducir el gasto cada vez es más estrecho”.  “Las rigideces presupuestarias, ya sea por medio de las obligaciones legales o los mandatos constitucionales, nos impiden hacer mayores cambios. De igual forma es nuestra obligación realizar el máximo esfuerzo posible para contener el crecimiento del gasto”, manifestó Araya.