Fuente: CRHoy.com

El Ministerio de Hacienda tiene 17 mil millones de colones en cobro judicial, que responden a multas, impuestos no pagados o sumas giradas de más por esa entidad a otras instituciones públicas para distintos gastos y que hoy deben recuperarse.

Un reciente informe de la Contraloría General de la República evidencia esta situación y resalta tres casos específicos, aunque relativos a supuesta incobrabilidad. Se trata de sumas pagadas de más por 3.400 millones de colones al Instituto Costarricense de Ferrocarriles (INCOFER), a la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) y al Banco Popular y de Desarrollo Comunal.

“En el balance de situación del Poder Ejecutivo al 31 de diciembre de 2011, se incluyen, entre otras cuentas por cobrar de corto y largo plazo: por fallos del Tribunal Fiscal Administrativo, las que estaban expuestas a un evidente riesgo de incobrabilidad por su antigüedad y naturaleza, y sobre las cuales, no se hizo la respectiva estimación por incobrables”, indica el documento.

Al respecto, la Contadora Nacional, Irene Espinoza, manifestó que existen cuentas por cobrar de corto y largo plazo, por diversos conceptos y montos, a las cuales debe hacerse una estimación por incobrables en razón de su antigüedad y naturaleza, para dar cumplimiento a la normativa contable internacional.

Para subsanar esta situación, la Contabilidad Nacional procedió a emitir la Directriz N° CN-02-2013 “Generación de la previsión de incobrabilidad sobre cuentas a cobrar”, que debe de estar lista a enero del 2016.

La funcionaria dijo que en este caso, efectivamente, se refiere a pagos hechos por Hacienda a funcionarios, por diversos conceptos y que se pagaron de más, o corresponden a pérdidas de activos que deben ser cobrados a los responsables de dicha pérdida.