Fuente: La Nación

Quienes tienen deudas en colones a tasa variable y han visto sus cuotas aumentar en los últimos meses tienen buenas noticias, pues se espera que los aumentos en las tasas ya estén llegando a su fase final, pero también deben prepararse para pagar mensualidades altas por un tiempo más.

El 26 de octubre la Junta Directiva del Banco Central aprobó un incremento adicional de medio punto porcentual en la tasa de política monetaria y la llevó hasta 9%. Sin embargo, en su comunicado dejó un mensaje claro: si bien se requiere continuar con el proceso de ajuste al alza de esta tasa, será “a un menor ritmo”, para consolidar el punto de inflexión en los diferentes indicadores de inflación.

“Según lo indicado por el Banco Central, con base en la información que están observando, efectivamente la entidad abre las puertas para empezar a adoptar una posición más moderada respecto al ritmo de alzas a la tasa de política monetaria que se han venido realizando en los últimos meses. Eso sí, los ajustes al alza en la tasa de referencia se mantendrán, pero con ajustes menores a los vistos hasta ahora”, consideró Daniela Andrade, economista de la Bolsa Nacional de Valores.

La tasa de política monetaria es una tasa de referencia para las operaciones del Banco Central con las entidades financieras pero que se trasmite al resto de tasas del mercado y su aumento busca encausar la inflación hacia la meta del Banco Central, de 3%.

¿Cuánto tiempo más?

¿Cuánto tiempo más permanecerían las tasas altas? Depende del comportamiento de la inflación. Melvin Garita, gerente de BN Valores, considera que podrían ser de nueve a 12 meses.

“El escenario base debería ser uno en que las tasas de interés, medida a través de las tasas TRI (Tasa de referencia interbancaria), y en menor medida por la tasa básica y la tasa efectiva en dólares, alcancen sus máximos en las próximas semanas, y que ese nivel de tasas se mantenga por un periodo de tiempo relativa y dolorosamente largo, que podría ser de nueve a 12 meses, esto para que los efectos de la política monetaria restrictiva se hagan sentir en los niveles de inflación”, explicó Garita.

Este ejecutivo resaltó que la inflación es un fenómeno inestable, y que por esa naturaleza se debe estar muy atento a la evolución que tenga, junto a las expectativas de inflación, ya que un cambio al alza podría presionar al Banco Central a seguir aumentando la tasa de política monetaria y con esto presionar al alza las demás tasas de interés.

Ahorros en colones más atractivos

Los aumentos en las tasas de interés tienen, por otro lado, beneficios para los ahorrantes, para quienes ahora los colones se vuelven más atractivos.

Ante esta coyuntura, ¿qué aconsejan los especialistas a los ahorrantes? ¿Invertir a corto plazo a la espera de mayores aumentos en las tasas o invertir a más largo plazo para aprovechar los incrementos que ya se registraron?

La respuesta de Garita es que los inversionistas más arriesgados, y que crean que la inflación se va a normalizar en los próximos meses, podrían empezar a buscar invertir a más largo plazo, mientras que los más conservadores podrían esperar más señales sobre el control de la inflación antes de alargar la duración de sus carteras de inversión.

El aumento en las tasas en colones también hace más atractivos los ahorros en la moneda local.

Garita explicó que hoy el premio por invertir en colones (la ganancia respecto a hacerlo en dólares) está completamente restablecido para inversiones de tres años o menos, y aunque ha mejorado para el mediano y largo plazo, aún hay espacio para un leve ajuste al alza en esa diferencia.

Andrade añadió que si bien existe un diferencial de tasas que se amplía con este incremento (en la tasa de política monetaria), también se está a la espera de las medidas que se vayan a adoptar por parte de la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED), la próxima semana.