Fuente: CR Hoy

(CRHoy.com) Los diputados que integran la Comisión de Ciencia, Tecnología y Educación del Congreso analizan alternativas para brindar más incentivos para la adquisición de los vehículos eléctricos en el país.

El presidente de dicho foro legislativo, el diputado del Partido Liberación Nacional (PLN), José Joaquín Hernández, explicó a CRHoy.com que han realizado audiencias con organizaciones que impulsan esta tecnología.

“Costa Rica debe impulsar la movilidad eléctrica y reducir la importación de hidrocarburos, producimos la materia prima que es la electricidad y además por medio de energías limpias. Los autos eléctricos, incluyendo los híbridos, deben gozar de todas las ventajas posibles para impulsar la etapa de transición a energías limpias. El interés de tratar estos temas en la comisión de Ciencia y Tecnología es recibir en audiencia a muchos actores de la materia y tomar conciencia de la legislación que hace falta tramitar”, explicó el verdiblanco.

Para Hernández, el país debe atraer industrias de producción y ensamblaje de vehículos eléctricos porque “el mundo va en este norte” para ayudar a combatir el cambio climático y la emisión de gases de efecto invernadero y generar empleos.

Aumentan presencia

La comisión tuvo en audiencia a los representantes de la Asociación Costarricense de Movilidad Eléctrica (Asomove), que es una organización civil que se encarga de informar e incentivar la adquisición de estos vehículos en el país.

La directora ejecutiva de Asomove, Silvia Rojas, señaló a los legisladores que para mayo se contabilizan más de 3.100 vehículos eléctricos que circulan en el país y más de 1.000 motocicletas.

Según Rojas durante este año, del total de vehículos importados, los carros eléctricos representan el 3.9%.

Durante el periodo 2014-2018 se aprobó una serie de incentivos para la compra de estos vehículos, con exoneraciones de impuestos y otras normativas como transporte público y centros de recarga.

Luego el Congreso anterior aprobó una reforma a esta ley, eliminando el límite de precio para la exoneración que anteriormente se establecía en los $30 mil.

Actualmente los carros eléctricos no pagan el IVA, el impuesto de valor aduanero, del selectivo de consumo y cinco años del impuesto a la propiedad que se incluye en el cobro del marchamo.

El país cuenta con 49 cargadores rápidos que son administrados por las empresas eléctricas.

“Uno carga en la casa y utiliza los cargadores rápidos en carretera cuando debe hacer distancias largas”, explicó Rojas.

Además existen cargadores semirápidos que los colocan en comercios.

La diputada del Frente Amplio (FA), Rocío Alfaro, cuestionó el tiempo de vida de las baterías de estos vehículos y la forma en que se pueden desechar.

Según Asomove la batería tiene la vida de garantía y esta seguirá funcionando aunque poco a poco tendrá menos autonomía.

La vida de la batería no se mide por años, sino por ciclos de carga. Los vehículos que se venden en el país tienen baterías de 2.000 a 2-500 ciclos de carga.

Rojas explicó que si una persona recorre 300 kilómetros por semana, la batería de ese carro puede durar más de 40 años.

Indicaron además que ya cuando la batería deja de ser funcional existe en el país la forma de recogerlas para ser recicladas.