Fuente: La Nación

El Banco Central vendió, este lunes 30 de mayo, $7.977.000 en el mercado Monex para estabilizar el precio del dólar. Para ello utilizó una herramienta que tiene la entidad llamada “operaciones de estabilización” que no utiliza con mucha frecuencia. El 23 de mayo también vendió, con este mecanismo, $526.000 y el 21 de abril, $2.733.000.

El precio del dólar en este mercado, donde se negocian montos superiores a $1.000 y donde también participa el Banco Central, había cerrado el viernes pasado en ¢684,38 y en la sesión de este lunes tendió al alza hasta llegar, a las 11:51 a. m., a ¢692 y a partir de ahí empezó a bajar. Al final cerró en ¢688,43.

En las ventanillas de los bancos el precio de venta, que es el máximo al cual las entidades están dispuestas a vender la divisa al público, alcanzó hasta ¢696, según el reporte a mediodía. En el Banco de Costa Rica, por ejemplo, el precio de venta de ventanilla estaba, a esa hora, en ¢693.

El criterio de Melvin Garita, gerente general de BN Valores es que se trata de una sobrerreacción del mercado cambiario.

“La sobrerreacción del mercado cambiario es un aspecto que se ha estudiado de cerca en los últimos 50 años, en particular el modelo del overshooting nos dice que el tipo de cambio reaccionará temporalmente de forma exagerada a los cambios en la política económica, generando más volatilidad debido a la sobrerreacción y a las eventuales correcciones posteriores. Es muy probable que estemos observando este comportamiento en nuestro mercado cambiario”, opinó Garita.

El presidente del Banco Central, Róger Madrigal, explicó en una entrevista, la semana anterior, con La Nación, que el incremento en el tipo de cambio responde a una mayor demanda de divisas porque el precio de las importaciones sube más que el de las exportaciones (deterioro en los términos de intercambio), mayor demanda de dólares del sector público y de las personas que compran dólares para pagar sus deudas en esa moneda, entre otros factores.

El Banco Central informó, el 23 de mayo pasado, que cuenta con suficientes reservas para enfrentar choques sobre el mercado cambiario y mitigar su impacto sobre el tipo de cambio. Esto lo hizo luego de que el presidente de la República, Rodrigo Chaves, acusara a la administración anterior, la de Carlos Alvarado, de dejar al país con pocas reservas de dólares en el Banco Central, lo que en su criterio hoy le deja muy poco margen para atenuar el tipo de cambio.