Fuente: La República

Cada hogar es distinto.

Sin embargo, la entrada del Impuesto al Valor Agregado representará un costo adicional, que puede significar un aumento modesto de menos del 1% en sus pagos.

Un cambio fuerte será el de los alquileres residenciales mayores de c670 mil, ya que el impuesto del 13% se calculará sobre el monto total.

Aparte de eso, el impacto puede no ser drástico en ningún renglón, pero la suma total sí requiere un planeamiento.

Todavía hay temas que se deben definir, según los expertos consultados, como cuándo entra el 1% a la canasta básica y el 4% de los servicios de salud.

Por otra parte, el impuesto será un cambio importante para al Estado como medida para reducir el déficit fiscal y combatir la evasión.

Lo que siguen son varios ejemplos de la forma en la que el IVA incidiría en algunos gastos, así como de algunos presupuestos familiares.

Categorías afectadas

Estos son algunos ejemplos tras la implementación del Impuesto de Valor Agregado (datos mensuales en colones, usando información de Camacho Consultores, Consortium, Deloitte y Grant Thornton).



Algunos consejos

Será prudente estar preparado para la entrada en vigor del impuesto el 1° de julio

Silvia Castro
Gerente de Impuestos y Legal
Deloitte

Es importante hacer un presupuesto mensual para llevar el control de sus finanzas, ya que con la entrada en vigencia de la reforma fiscal se sentirá un impacto.

Rafael Luna
Socio
Consortium Legal

Para una familia de escasos recursos, cada colón cuenta.
Tendencialmente las familias de más escasos recursos consumen menos servicios, por lo que el cambio de la ley le impacta menos en montos absolutos, aunque no relativos.

Carlos Camacho
Socio director
Grupo Camacho Internacional

El contribuyente enfrentará una diversidad tan amplia de cambio simultáneos, que deberá priorizar en cuáles centrar la atención de sus gestiones de mitigación en las próximas semanas.

German Morales
Managing Partner
Grant Thornton

Todavía hay temas que se deben de definir, como cuándo entra el 1% de la canasta básica y el 4% a los servicios de salud.
A pesar de que la tarifa es del 13%, el costo incremental será más bajo porque hay tasas reducidas y, además, las mercancías ya están gravadas.