Fuente: La Nación

El 92% de los ingresos tributarios que el Gobierno recibirá en el 2023 provendrá de solo seis impuestos, pese a que en el país existen 191 tributos vigentes.

Así lo determinó la Contraloría General de la República (CGR) después de analizar el Presupuesto Nacional del 2023, presentado por Hacienda.

Los tributos que más dinero producen son el impuesto al valor agregado (IVA), el impuesto sobre la renta, el impuesto selectivo de consumo, el impuesto sobre la propiedad de vehículos y el arancel de aduanas.

El IVA es el que más peso tiene, con casi ¢2,5 billones. De cada ¢100 que ingresan a Hacienda, ¢38 provienen de este impuesto.

Según las estimaciones de la Contraloría, para el año 2023 este gravamen superará al de renta, con el cual actualmente está empatado en recaudación, producto de la reforma fiscal del 2018.

Por su parte, impuesto de renta el 36% de los fondos esperados, equivalentes a más de ¢2,3 billones.

Después, les siguen el tributo a los combustibles (¢571.000 millones), selectivo de consumo (¢272.000 millones), propiedad de vehículos (¢205.000 millones) y arancel de aduanas (¢173.000 millones).

El resto de impuestos genera una cifra de ¢494.000 millones.

Según la Contraloría, Hacienda estima un crecimiento del 8% en los ingresos tributarios para el próximo año.

El Gobierno prevé que la recaudación de impuestos subirá de ¢6.047.832 millones a ¢6.531.669 millones.

En relación con los ingresos totales del Presupuesto del 2023, estos ascienden a ¢12,3 billones, y se componen en un 59% (¢7,3 billones) de ingresos corrientes y en un 41% (¢5,0 billones) de financiamiento.

Los ingresos corrientes incluyen, además de los impuestos, otros recursos como los generados por el cobro de diversas multas.

En el caso del financiamiento, este estará compuesto principalmente por endeudamiento interno, en el que ¢4,1 billones provendrán de títulos de largo plazo y ¢0,9 billones de títulos de corto plazo.

Por su parte, el análisis del ente contralor señaló que la carga tributaria se mantendrá similar al nivel presentado desde 2021, en un 12,3%. La carga tributaria es el porcentaje que los ingresos por impuestos representan en comparación con el PIB.

La Contraloría recomendó a Hacienda contar con los datos del presupuesto actualizados, con el fin de incorporar la mayor información disponible, prever de forma oportuna cambios relevantes en variables macroeconómicas o afectaciones que incidan en el rendimiento estimado.