Fuente: El Financiero

Costa Rica camina sin freno hacia una crisis económica si el próximo gobierno -sea quien sea- no se toma en serio el desbalance fiscal del país y promueve soluciones para corregir este problema.

El uso de la palabra “crisis” para un futuro cercano sale del puño y letra de Fernando Rodríguez, exviceministro de Hacienda, quien en su carta de renuncia alertó sobre un escenario muy oscuro para la economía costarricense.

“La reforma tributaria sigue siendo una gran tarea pendiente de la política fiscal nacional, su postergación solo podrá asegurar un escenario de crisis futura, que ninguna otra acción podrá contener satisfactoriamente, ni un recorte de gasto de gran magnitud”, aseveró.

El Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Ministerio de Hacienda ven con preocupación el creciente desgaste de las finanzas públicas. También han pronosticado una crisis económica si no se toman las medidas necesarias cuanto antes.

Los expresidentes de la República, Óscar Arias, Laura Chinchilla y Miguel Ángel Rodríguez pintaron un cuadro tétrico para la economía del país si el próximo gobierno no asume con responsabilidad la situación fiscal.

Arias utilizó la palabra “hecatombe” -sinónimo de catástrofe-, Chinchilla aconseja al próximo presidente poner las reglas del juego claras desde el primer día, y Rodríguez habló de un menor ritmo de crecimiento económico que dificultará la generación de empleo.

Los tres exmandatarios conversaron con EF sobre la difícil situación fiscal que enfrenta Costa Rica, los grandes problemas en otras áreas como seguridad, educación y empleo, y el complejo escenario que se avecina en una Asamblea Legislativa cada vez más multipartidista.
Situación fiscal

Óscar Arias

¿Qué pasará en Costa Rica si se postergan las soluciones para reducir el déficit fiscal?

“Una hecatombe que el costarricense promedio no dimensiona. En buena parte porque se les olvidó la crisis de finales del gobierno de don Rodrigo Carazo, se les olvidó la devaluación que tuvimos, el empobrecimiento, el desempleo y una generación de jóvenes perdida porque tuvieron que abandonar el colegio”.

Miguel Ángel Rodríguez

¿Cuáles sectores serán los más afectados por el desbalance fiscal?

“Yo creo que tendremos un alza en las tasas de interés, probablemente el equilibrio se buscaría también con una devaluación que podría ser más acelerada, pero sobre todo el alza en las tasas de interés que va a significar menos interés en la inversión en el país y además de eso una consecuencia muy negativa que es un menor crecimiento en el crédito del sector privado”.

“El sector público estaría tomando una parte cada vez mayor del ahorro nacional para financiar su desahorro y eso haría que la tasa de crecimiento de la economía, que ya este año bajó, vuelva a bajar, haciendo todavía más difícil la generación de empleo y el aumento de los ingresos reales de la gente”.

Laura Chinchilla

¿Qué le aconseja al próximo presidente para enfrentar la crisis fiscal?

“Mi consejo sería no desaprovechar el capital político que todo mandatario tiene al ingresar al gobierno. El capital político está para invertirlo en decisiones complejas y controversiales. Así que debería plantear desde el día uno las medidas que adoptará para: contener el gasto, aumentar la recaudación, reformar nuestras leyes tributarias para incrementar las cargas y mejorar la distribución de las responsabilidades tributarias y sobre esa base, iniciar negociaciones a la brevedad”.

Inseguridad, empleo, pobreza

Óscar Arias

¿Cuáles son los problemas más complejos que enfrenta el país?

“Son problema de diferente índole los que enfrenta el país y por eso se requiere de un presidente con experiencia y conocimiento, estamos hablando de temas tan conocidos como seguridad ciudadana, combatir la corrupción, disminuir la pobreza, reducir la desigualdad, profundizar la inclusión social, sanar las finanzas públicas. Tenemos 20 años, desde don Abel Pacheco hasta hoy, en que no se ha podido aprobar en la Asamblea Legislativa un aumento de ingresos y disminución del gasto”

“Temas tan variados como elevar la competitividad de este país si queremos crecer a tasas más elevadas, entonces un buen presidente no es aquel que reduce la realidad nacional a uno o dos temas, sino es el que reconoce la complejidad del desarrollo”.

Miguel Ángel Rodríguez

¿Cuál es su lectura sobre la situación del empleo y la educación en Costa Rica?

“Tenemos una situación en la cual crecen los puestos de trabajo en el sector informal y tenemos un problema estructural de que mucha de la gente que no tiene empleo, no lo tiene porque carece de conocimientos específicos que requiere el sector de la economía moderna que crece”.

“Todavía no tenemos a todos los muchachos en secundaria y el porcentaje que se está graduando con bachillerato es muy bajo comparado con el que deberíamos tener. Comparado con países del mismo nivel de ingreso, el porcentaje de gente con educación terciaria bajó”.

“Tenemos un sistema de capacitación con el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), que es una vergüenza, que en los últimos años gradúa menos gente que antes y además en cursos con los que los graduados no consiguen empleo. Todo eso al mismo tiempo que hemos aumentado el gasto en educación en el sector público de una manera desorbitada en los últimos años, de tal manera que no tenemos como soportarlo”.

En materia de seguridad, se registró un aumento en los homicidios en los últimos años. ¿Cómo impacta esto la confianza de los electores?

“Todo esto señala un panorama muy importante. Cuando yo dejé el gobierno en el 2002 teníamos 6 asesinatos por cada 100.000 personas en el año, ahora tenemos más de 12, más que duplicada la tasa y ni qué decir de la cantidad, que ha aumentado mucho más que el doble”.

“Así sucede con muchos de los otros temas. Esto termina en una pérdida de confianza en los políticos, que ciertamente no es solo en Costa Rica, en toda Europa y América Latina se ha venido dando, pero que es muy serio porque dificulta mucho la toma de decisiones”.

Laura Chinchilla

¿Cuáles son los principales aciertos del gobierno de Luis Guillermo Solís?

“En primer lugar, haber rectificado las críticas que el Partido Acción Ciudadana (PAC) hizo durante su campaña al contrato de concesión del puerto de contenedores del Caribe y haberle dado continuidad y apoyo a ese proyecto, en segundo lugar el compromiso con la continuidad del ingreso de Costa Rica a la OCDE”.

“Por último, haber asumido con gran compromiso las demandas que mi gobierno dejó interpuestas ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya contra Nicaragua: la demanda en torno a nuestra soberanía sobre Isla Portillo-Calero, y la demanda sobre la fijación de límites marítimos”.

A su criterio, ¿cuáles son los principales desaciertos del actual Gobierno?

“Haber postergado una respuesta integral del problema fiscal a un punto en el que ya había perdido credibilidad y músculo político. Haber llevado al país a un retroceso en los índices de criminalidad y violencia”.

“Finalmente, haber dejado caer un pilar fundamentales para la ampliación de la cobertura de la red de cuido de niños y niñas, la cual es alternativa de los emprendimientos sociales de cuido y desarrollo infantil, y a su vez reducen costos al Estado y aumentan cobertura”.

Congreso multipartidista

Óscar Arias

¿Cómo debería enfrentar el próximo presidente la compleja situación del multipartidismo en la Asamblea Legislativa?

“El próximo presidente va a gobernar con un parlamento muy fragmentado y por ello requiere una gran capacidad de diálogo, tener un vasto conocimiento sobre los problemas que enfrenta el país y experiencia en la vida pública para poder abordar temas complejos”.

“Es cierto que hay mucha polarización, pero no hay que temer a las diferencias. La democracia es polarización, yo lo viví en dos gobiernos”.

“Si todos estuviéramos de acuerdo gobernar sería muy fácil, pero el mundo no es así, Costa Rica no es ninguna excepción. Lo he dicho toda mi vida, gobernar es escoger y escoger es dividir”.

Miguel Ángel Rodríguez

¿Qué aspectos debería evaluar el votante para elegir a un presidente que enfrentará un Congreso dividido?

“El nuevo gobierno que entre, lo hará en una situación en la cual se va a encontrar con una Asamblea legislativa muy fragmentada, tanto o más que la actual, va a requerir una gran capacidad de crear acuerdos y consensos nacionales para lograr que se aprueben las medidas que son necesarias”.

“Esto significa que realmente los costarricenses deberíamos estar viendo con mucho cuidado por quién votamos, para escoger a alguien que tenga el equipo, la personalidad, los conocimientos, las aptitudes y la experiencia que le permita concertar esa unidad de voluntades para sacar adelante al país de estos problemas”.

Consejos para el próximo presidente

Óscar Arias

¿Qué le aconseja al próximo presidente?

“Yo no soy de dar consejos, yo emito opiniones, no doy consejos, si me los piden los doy”.

Miguel Ángel Rodríguez

¿Cuál debería ser el primer problema en el que debe enfocarse el próximo presidente?

“En el primer año se deben de resolver los problemas fiscales, si no se puede totalmente, por lo menos tomar las medidas que afecten las causas del gasto, los disparadores del gasto y la recaudación de los ingresos, y probablemente algunas medidas de expansión de las bases tributarias en ventas para convertirlo en el impuesto al valor agregado y revisando el impuesto de renta para tratar de que los que ahora no están tributando también lo hagan, esto nos ayudará a dar buenas señales internacionales para recuperar las buenas calificaciones que tenía antes nuestra economía”.

Laura Chinchilla

El primer año es clave para un presidente, ¿cuál debería ser la estrategia para aprovecharlo?

“Es cierto que son muchos los retos que siempre tiene un país por delante. Los presidentes sólo tienen cuatro años y muy limitados recursos para hacer frente a esos retos”.

“Por ello, les recomiendo hacer lo que hice yo y que me resultó de mucha utilidad: fundamentado en el programa de gobierno que presentó en su campaña, hacer un ejercicio de planificación básico antes de asumir el gobierno definiendo las metas prioritarias y los medios para alcanzarlas y una vez llegado al gobierno diseñar mecanismos que le permita dar seguimiento al cumplimiento de esas metas, mes con mes, en nuestro caso los mecanismos fueron los Consejos Presidenciales Sectoriales”.