Fuente: La Nación

El Fondo Monetario Internacional (FMI) destacó los esfuerzos del Gobierno por contener el gasto y elevar la recaudación de impuestos, pero dejó claro que son insuficientes para llevar la situación fiscal a una senda sostenible.

Así lo hizo por medio de un comunicado de prensa que emitió esta tarde. La misión que visitó el país esta semana estuvo compuesta por Alejandro Werner, director del Hemisferio Occidental, Lorenzo Figliuoli, jefe de la Misión de Costa Rica, así como por Jaume Puig, Valentina Flamini, Dmitry Plotnikov y Juan Carlos Pacheco.

“La misión respalda los fuertes esfuerzos del Gobierno para aumentar los ingresos y contener el crecimiento del gasto a través de medidas administrativas, incluyendo una contribución significativa por menor gasto salarial y por mayor recaudación del impuesto sobre la renta”, señala el comunicado.

Según el FMI estas medidas reducirían el déficit primario (exceso de gastos sobre los ingresos del Gobierno) entre 0,5 puntos a un punto del producto interno bruto (PIB), en el 2016.

En los primeros 10 meses del año el déficit del Gobierno alcanzó un monto equivalente al 3,9% de la producción, casi un punto menos que el resultado del año anterior (4,7% de la producción) y el primario, un 1,7% de la producción, menor al 2,4% del mismo periodo del año anterior.

El Fondo señala que también respalda la aprobación de las leyes para combatir la evasión fiscal, las pensiones con cargo al presupuesto nacional y para disminuir asignaciones presupuestarias no gastadas por parte de entidades descentralizadas del Gobierno, todo lo cual generaría una reducción adicional del déficit por 0,5 puntos del PIB, a partir del 2017.

“La aprobación de la ley para reintroducir el impuesto a las sociedades anónimas, actualmente en trámite en la Asamblea Legislativa bajo el procedimiento de vía rápida, también aportaría una pequeña contribución a la consolidación fiscal”, señaló el Fondo.

“Sin embargo, estos esfuerzos son insuficientes para encausar la posición fiscal por una senda sostenible. En efecto, el ajuste fiscal adicional que todavía es necesario para estabilizar la razón deuda/PIB en el mediano plazo en niveles que se consideran seguros y a la vez permitir mayor inversión pública, clave para el crecimiento potencial, permanece elevado en alrededor de 2,5% y 3% del PIB”, señaló el organismo.

El FMI señaló que los resultados del 2015 son positivos. “La economía está creciendo de forma robusta. Se estima que el PIB real crecerá 4,25% en el 2016, superior al 3,75% del año pasado. La inflación anual ha vuelto a ser moderadamente positiva alcanzando 0,6% en noviembre y se espera que vuelva al rango meta del Banco Central (2% y 4%) en la primera mitad del 2017, al irse disipando el efecto en la baja de los precios del petróleo e irse reflejando la transmisión gradual de las tasas de política monetaria más bajas”, señaló el organismo.

El Fondo explicó que el buen desempeño de la economía costarricense en el 2016 ha sido ayudado por condiciones globales muy favorables, principalmente la continuación de los precios bajos de las materias primas y la amplia liquidez en los mercados financieros.

“Esto, en conjunto con el estímulo monetario del Banco Central, ha permitido el financiamiento doméstico del déficit sin ejercer presiones alcistas en las tasas de interés”, señaló el organismo.

Sin embargo, advirtió, la persistencia de elevados déficits fiscales y el crecimiento continuo de la razón deuda respecto al PIB hacen a Costa Rica muy vulnerable a cambios repentinos en las condiciones financieras internacionales, cuyos riesgos han aumentado más recientemente.

“En general, el ambiente global se está volviendo menos favorable y más incierto para la economía de Costa Rica. Por eso es crucial que estas vulnerabilidades sean atendidas expeditamente. Y, sin ninguna duda, la vulnerabilidad más importante de Costa Rica es su insostenible desbalance fiscal”, señaló el oganismo.

El Fondo instó al Gobierno y a las fuerzas políticas representadas en la Asamblea Legislativa para que alcancen un consenso para aprobar rápidamente las propuestas de reformas al impuesto al valor agregado (IVA) y al impuesto sobre la renta actualmente en consideración.

“Esto podría ser útilmente complementado por una ley de empleo público y una regla fiscal, para limitar el crecimiento del gasto corriente y mejorar la disciplina presupuestaria en el largo plazo”, señaló el organismo.

Condiciones

El martes pasado el Partido Unidad Social Cristiana emitió un comunicado en el cual explicó que el jefe de la fracción, Gerardo Vargas Rojas, se reunió con los funcionarios del Fondo.

“En el encuentro de esta mañana (la del martes pasado) los personeros del FMI externaron sus preocupaciones por el déficit fiscal de Costa Rica, en el entorno de incertidumbre que atraviesa la región, informó el PUSC en su comunicado.

Vargas Rojas indicó que aprovecharon la reunión para explicarle a los representantes del FMI, que la vía para atender el problema fiscal está claramente delimitada en la agenda sobre responsabilidad fiscal suscrita desde el 1°. de mayo por iniciativa de la Fracción Unidad.

“La salida al grave problema fiscal está claramente demarcada en la agenda propuesta, pues no habrá solución sin orden lógico que implique garantizarle a los costarricenses que los recursos públicos van a ser administrados con responsabilidad. El Gobierno debe dejarse de miedos y debe entender que no puede haber más impuestos, sin antes ordenar la casa”, indicó el diputado Vargas Rojas.

La Asociación Nacional de Empleados Públicos (ANEP) también emitió un comunicado sobre la visita de los miembros del organismo.

“El Gobierno de la República no debe dejarse ni intimidar ni extorsionar políticamente hablando, con ocasión de la visita de la misión técnica del Fondo Monetario Internacional (FMI)”, señaló la ANEP.