Desde hoy, la factura por consumo de energía incluirá un impuesto cuyo fin es usarlo para levantar estaciones de bomberos.



Por esa razón, en el próximo recibo aparecerá el cobro de un 1,75% sobre el monto.

La medida se aplica desde el mes pasado para los clientes de la Empresa de Servicios Públicos de Heredia (ESPH).

Ahora regirá para los abonados del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL), que constituyen el 90% de usuarios. También para las cuatro cooperativas que proveen servicio eléctrico.

Quedan excluidos de este cobro los abonados que consuman mensualmente menos de 100 kilovatios hora (kW/h). El rango de cobro oscila entre los 101 kW/h y 1.750 kW/h, como máximo.

Por ejemplo, los hogares que consuman hasta 200 kW/h (que son el 22%) pagarán ¢279 por este impuesto y una empresa que utilice en un mes 1.750 kW/h o más deberá aportar ¢2.800.

Nuevas estaciones. De esta forma, se da cumplimiento a la Ley para el Fortalecimiento del Benemérito Cuerpo de Bomberos, en vigencia desde setiembre.

Según esta, las empresas distribuidoras de electricidad tenían un plazo máximo de tres meses para poner en marcha los cobros, el cual vence mañana.

Héctor Chaves, director del Cuerpo de Bomberos, dijo que para el 2012 invertirán lo recaudado en seis nuevas estaciones.

Estas se construirán en Los Chiles, Puerto Jiménez (Golfito), Talamanca (Limón), Nandayure (Guanacaste), Monteverde (Puntarenas) y Cariari (Pococí).

“Son lugares donde actualmente las estaciones de bomberos más cercanas están a 100 kilómetros”, destacó Chaves.

Se estima que 500.000 personas que habitan en 16 comunidades viven desprotegidas ante la posibilidad de un incendio.


Irene Vizcaíno

Periódico La Nación