Fuente: La Nación

El Gobierno manifestó, este jueves 27 de junio, su respaldo a la iniciativa que pretende otorgar una moratoria de tres meses a las sanciones para quienes tengan problemas de cumplimiento con el impuesto al valor agregado (IVA), cuya vigencia será a partir del próximo 1.° de julio.

La iniciativa en ese sentido está en un proyecto de ley, presentado en la Asamblea Legislativa por el diputado Pablo Heriberto Abarca. El legislador explicó, la tarde de este jueves, que hay un acuerdo de jefes de fracción para dispensarlo de trámite, moción que se presentó este 27 de junio y que fue aprobada por unanimidad.

Con la aprobación para dispensarlo de trámite, se podría aprobar en primer debate este lunes, y en segundo debate el jueves, pero eso depende del plenario legislativo.

Empero, la primera declaración mensual con aplicación del IVA se tiene que presentar el 15 de agosto venidero, por lo que habría tiempo hasta ese momento para aprobar la moratoria a sanciones.

El apoyo del Gobierno para esta iniciativa proviene tanto de la Casa Presidencial como del Ministerio de Hacienda. La ministra de este último despacho, Rocío Aguilar, explicó que en el tanto la iniciativa tenga como fin permitir la adaptación de la gente al IVA, no le encuentra objeciones.

Empero, Aguilar enfatizó que el apoyo de Hacienda tiene tres condiciones. La primera es que la moratoria a las sanciones no incluya a los denominados grandes contribuyentes.

La segunda es que no se aplique a quienes actualmente están acostumbrados a llenar y tributar mediante los actuales formularios del impuesto sobre las ventas. Y la tercera condición es que no se incluya a personas o empresas que no estén presentando las declaraciones mensuales que se deben presentar o que presentándolas no paguen aun cuando deban hacerlo.

Carlos Vargas, director general de Tributación, explicó que las sanciones que se podrían poner en moratoria son básicamente dos. Una es la del Código Tributario que establece una sanción por no presentar a tiempo la declaración o presentarla tardía, la cual consiste en medio salario base (actualmente en unos ¢230.000).

La segunda es cuando hay errores o inconsistencias en la declaración presentada, que pueden ser omisiones, en cuyo caso la sanción es del 50% del monto dejado de pagar. También puede ser que ya se trate de alguna maniobra para evadir y en esa situación la ley prevé dos tipos de sanciones: del 100% o del 150% del monto dejado de pagar.

De acuerdo con la ministra Aguilar, la idea es contribuir a dar una mayor tranquilidad a los contribuyentes en el lapso de transición entre el impuesto sobre las ventas y el impuesto al valor agregado.

Al manifestar también su apoyo a la iniciativa, en la Casa Presidencial recordaron que la medida no exime a las personas ni de la obligación de declarar ni la de pagar el impuesto. También que la moratoria no abarcaría ni los casos de fraude a la Hacienda Pública, ni faltas graves.