Fuente: La República

Un mes después de que el Ministerio de Hacienda retomara el control de varias plataformas digitales para el pago de impuestos tras el hackeo de ese ministerio, los contribuyentes reportan problemas para ponerse al día con las cuentas atrasadas.

Una alta demanda del servicio ATV hace que el sistema quede fuera de líneas de manera intermitente, lo cual, se ha traducido en frustración e incertidumbre para miles de empresas y personas físicas que tienen que declarar impuestos.

Es por ello, que los contribuyentes deben guardar los recibos de los pagos que han concretado, o bien que intentaron hacerlo, ya que eventualmente podrían necesitarlos para evitar sanciones, según expertos consultados por LA REPÚBLICA.

“La recomendación que damos a los contribuyentes es que guarden todos los pantallazos de que intentaron declarar y la página estaba caída, así como los recibos de los pagos que realizaron durante el hackeo, esto les permitirá defenderse con pruebas de que fue culpa de la plataforma que no pudieron declarar y cancelar”, destacó Lucía Vargas, experta tributaria del Grupo Camacho.

Evitar el pago de sanciones, multas y hasta cobros dobles es el objetivo de asumir una actitud precavida.

En ese sentido, otra recomendación es acudir a la Dirección General de Tributación hasta que la cuenta quede conciliada y llevar cada uno de los recibos.

“El contribuyente debe entender que no hay un mecanismo automático para resolver estas incidencias, al ser resultado de condiciones extraordinarias derivados del ataque cibernético y tener un poco de paciencia”, destacó Carlos Camacho, experto tributario.

Las redes informáticas de Hacienda sufrieron el hackeo en abril y estuvieron sin funcionar por tres meses.

La rehabilitación se dio en junio, pero se hizo de manera paulatina, habilitando poco a poco las funciones para diferentes usuarios.

En ese mismo mes, los bancos habilitaron los montos que cada uno de los contribuyentes debían de pagar.

Hacienda estableció un calendario tributario para ponerse al día sin pagar multas y sanciones por incumplimiento.

El plazo para realizar la declaración de marzo fue del 20 al 24 de junio, la de abril del 27 de junio al 01 julio. Y aún está vigente el periodo para la declaración de mayo a partir del 04 al 08 de julio.

Para los grandes contribuyentes se estableció un plazo para realizar las tres declaraciones, del 13 al 24 de junio.

Sin embargo, muchas personas y empresas continúan corriendo para ponerse al día e incluso solicitan a las autoridades de Hacienda que apliquen una nueva prórroga.

También, existen problemas para emitir varias facturas continuas y muchas veces al hacerlo el sistema indica error, lo que hace perder mucho tiempo, explicó Guillermo Méndez, director de impuestos de KPMG.

Es importante que los contribuyentes no se atengan a los comunicados que hace Hacienda y que guarden la documentación correspondiente, en caso de tener dudas, que consulten un contador, porque mientras que no se realice una nueva prórroga la Dirección General de Tributación se vería obligado a pagar intereses y mora.

Una solución mediática

Hacienda habilitó Infoasistencia en su página web que se sirve para:

• Resolver las gestiones relacionadas con la presentación de solicitudes de información tributaria
• Incidentes tecnológicos con las plataformas y herramientas de la Dirección General de Tributación
• Recuperar la clave para acceder a la Administración Tributaria Virtual
• Modificar los datos