Fuente: CRhoy

Las autoridades del Ministerio de Hacienda se comprometieron a cabildear en la Asamblea Legislativa, en diciembre del 2014, un cambio del impuesto de ventas por uno de Valor Agregado (IVA) pero, ¿cómo le afectará esto su bolsillo?

Según el viceministro de Ingresos, Fernando Rodríguez, en bienes no habrá casi ningún cambio, la “modificación es mínima”.

Con excepción de la canasta básica, personal del Ministerio de Hacienda está haciendo una valoración del patrón de consumo de la gente, con información del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) para determinar cuáles son los productos que consumen las clases de menores ingresos y cuáles las de más ingresos.

“Una vez establecido esto, se determinará en cuáles productos se mantendrán las exoneraciones con más claridad”, dijo.

En el tema de los servicios, el Viceministro aseguró que a todos se les aplicaría un impuesto –situación que hoy no pasa en muchos casos, según había denunciado la Contraloría General de la República- sobre todo, en Medicina, Odontología, Ingeniería, Arquitectura, Abogacía, Notariado, Contabilidad, Auditoría, Informática y afines y Veterinaria.

“Lo que hemos discutido en este aspecto es aplicar un cobro muy bajo en educación y salud, debido a que si se mantiene exonerado, podrían aumentar los precios”, mencionó.

El Ministerio de Hacienda espera recaudar cerca de 280 mil millones de colones con la modificación solo en el primer año de vigencia de la normativa y con eso disminuir el déficit fiscal en un punto porcentual, según las estimaciones de Rodríguez.

Esto quiere decir que el déficit, al finalizar esta administración, sería de un 3%: un punto de impuesto de renta, 1% de reducción de gastos por vía administrativa y 1% por impuesto de ventas.