El Ministerio de Hacienda responsabiliza a las empresas de casilleros por la confusión generada con las exoneraciones a las compras realizadas mediante Internet en el pasado “viernes negro”, a finales de noviembre.

Rowland Espinosa, viceministro de Ingresos de Hacienda, y Gerardo Bolaños, director general de Aduanas, aseguraron ayer que las compañías sabían de las restricciones vigentes para estas compras.

Sin embargo, dos empresas consultadas por este medio rechazaron el señalamiento y, por el contrario, argumentaron que desconocían esas limitaciones.

El tema de la exoneración de impuestos cobró especial relevancia cuando, un día antes de la popular fecha de compras en EE. UU., Hacienda emitió un comunicado en el que indicaba que únicamente las compras por Internet menores de $500, enviadas por una persona física (familiar o amigo) y sin fines comerciales, están sujetas a la exoneración de impuestos.

La entidad alega que lo anterior está contemplado en el artículo 93 del Código Aduanero Uniforme Centroamericano (Cauca 3), del cual Costa Rica es signatario, y rige desde el 2003.

El derecho a exonerar y cómo hacerlo también está reglado en el artículo 434 del reglamento a la Ley General de Aduanas de nuestro país, apuntó Bolaños en un chat efectuado ayer en nacion.com.

Posiciones. El jerarca de Aduanas comentó que, en una reunión celebrada con representantes de las firmas de casilleros –entre la primera y tercera semana de noviembre–, la dependencia a su cargo les comunicó que se eliminarían las exoneraciones, salvo los casos en los que sí se aplican.

“En la reunión ellos no creyeron que actuaríamos conforme a derecho. Incluso, hasta hubo una actitud desafiante. Ellos no pueden alegar que desconocían el tema porque son auxiliares de la función pública y, como tales, deben conocer cuál es la legislación vigente”, manifestó Bolaños.

Añadió que “las empresas, a pesar de que sabían de las restricciones, nunca advirtieron a sus clientes en las páginas en Internet”.

Espinosa, por su parte, indicó: “Nuestro interés es beneficiar al consumidor y proteger sus derechos contra los abusos con interés comercial”.

Jeffrey Duchesneau, gerente de Aerocasillas, rechazó la existencia de una reunión con Aduanas para hablar del tema de exoneraciones.

Dijo que, el 23 de noviembre, la Asociación de Couriers se reunió con el jerarca de Aduanas, con el propósito de plantearle algunas inquietudes del sector relacionadas con los “atrasos” en el trámite de los paquetes.

Entre tanto, Óscar Vargas, director de JetBox, aseguró que su representada no recibió ningún tipo de comunicado de parte del Ministerio de Hacienda.

“Se desconocía este tema, razón por la cual también nos tomó por sorpresa el aviso de ese día (antes del ‘viernes negro’)”, señaló.

Por Sergio Arce

Periódico La Nación