Fuente: La Nación

El Ministerio de Hacienda detectó personas fallecidas y menores de edad como proveedores falsos de empresas.

El proveedor falso se utiliza para crear un gasto ficticio y así pagar menos impuesto de la renta. En estos casos se puede tratar de fallecidos, sociedades fantasma o que se cite el nombre de terceras personas, sin que ellas mismas lo sepan.

El director general de Tributación, Carlos Vargas, explicó que este es el resultado del cruce de información de las bases de datos de Tributación y Aduanas.

En total se encontraron 2.981 casos de proveedores falsos, de ellos, 399 son proveedores fallecidos.

Los 2.981 casos generaron ¢18.700 millones en gastos.

La sanción por incluir proveedores falsos en declaraciones informativas es de un 150% del monto dejado de pagar en impuestos, según el Código de Normas y Procedimientos Tributarios.