Fuente: CRHoy.com

El viceministro de Ingresos, Fernando Rodríguez, reconoció que evidentemente cuando se haga el cambio del impuesto de las ventas por uno de valor agregado (IVA) va a producirse un incremento en los precios. “No voy a poner excusas para decir que no”.

“Lo que se hará es una extensión del impuesto actual y aunque no se va a aumentar la tasa, al ampliarlo a los servicios, que actualmente están excluidos, obviamente estos van a aumentar, pero que no espera que esto mismo suceda con los bienes. No por el momento”, destacó.

Con respecto a los efectos en la canasta básica, dijo que por el momento están realizando un análisis basándose en los datos de la última encuesta de ingresos y gastos, realizada por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) y que todavía no han determinado si se podrá un impuesto o no.

Agregó que, incluso una vez redactado el proyecto se deberá hacer todo un análisis político de si queda tal y como los técnicos del Ministerio de Hacienda y el Gobierno lo planteó y se abrirá un proceso de diálogo para escuchar a todos los sectores.

Algunos de los servicios que actualmente están excluidos del impuesto de ventas y que ha sido denunciado por la Contraloría General de la República son: Medicina, Odontología, Ingeniería, Arquitectura, Abogacía, Notariado, Contabilidad, Auditoría, Informática y Afines y Veterinaria.

La economista, Edna Camacho, mencionó que al gravar los servicios, la transformación del IVA más bien podría tener un impacto progresivo, ya que los hogares de mayores niveles socioeconómicos son los que destinan mayor proporción de sus ingresos al pago de servicios.

“El IVA es necesario para no mantener un trato desigual ya que actualmente solo muy pocos servicios pagan el impuesto de ventas, sin que realmente exista una justificación para esta diferenciación.

“Los aumentos en precios no dependen sólo del incremento de un impuesto ya que a veces lo cubre el vendedor y a veces el comprador; o lo cubren cada uno parcialmente. Esto depende de la estructura de mercado, es decir, del nivel de competencia del respectivo sector”, destacó.

El Ministerio de Hacienda espera recaudar cerca de 280 mil millones de colones con la modificación solo en el primer año de vigencia de la normativa y con eso disminuir el déficit fiscal en un punto porcentual, según las estimaciones de Rodríguez.

Al igual que el viceministro de Ingresos, Jorge Guardia, economista no anticipa cambios drásticos en el tema de canasta básica y reconoce que la última palabra la tendrán los diputados.

En cuanto a los servicios, aseguró que hay consenso entre la mayoría de la gente y los diputados de que los mismos deban ser gravados, sin embargo, se deben establecer algunas excepciones a la salud o la educación, en las que se deberían de aplicar tasas más favorables.

El economista de la Asociación Nacional de Fomento Económico (ANFE), José Joaquín Rodríguez, destacó que el IVA provocará un aumento en los costos porque ataca el consumo y a las personas con ingresos medios y bajos.

“Todos deberán pagarlo por igual”, concluyó.