Fuente: La Nación

En busca de conseguir más ingresos para pagar la deuda del Estado, el Ministerio de Hacienda prepara un proyecto de ley que está analizando con empresarios para cobrar mejor el impuesto de ventas.

Por ahora, las autoridades prefieren no revelar muchos detalles del cambio, pero la base impositiva se mantendrá en un 13%, es decir; no aumentará. Lo que se busca es gravar algunos servicios profesionales que actualmente están exentos.

Esto ayudaría, según el Ministerio, a detectar más fácilmente a los evasores.

La reforma al impuesto de ventas es parte de un proyecto de ley que se llamará “Antievasión Fiscal”, que busca aumentar la carga tributaria a un 14% de la producción nacional.