Fuente:  El Observador

El Ministerio de Hacienda se opone a los proyectos de ley presentados recientemente y que proponen eliminar el Impuesto sobre el Valor Agregado (IVA) en varios artículos y servicios.

Recientemente en el Congreso se presentaron cuatro iniciativas de ley tendientes a eliminar el IVA a los productos de la canasta básica, a alquileres de menos de ¢700.000, medicamentos y a la educación superior privada.

De acuerdo con el ministro de Hacienda, Nogui Acosta, alguien tendría que asumir el 1%, 2% o 13% de IVA que se cobra de manera diferenciada según el producto.

“No estamos de acuerdo en ninguna y me parece que es un tema que tenemos que tratar. El primero es que desde el punto de vista práctico, esas entidades van a soportar ellas el impuesto que cobran y eso tiene trascendencia porque va a subir el gasto del alumno (en referencia a proyecto sobre universidades privadas)”, destacó Acosta.

“¿Si vos pagás 13% y cobras 0% qué vas a hacer? Subís en 13% el precio para poderlo cumplir”, amplió el Ministro.

Esta no es la primera vez que el titular de Hacienda se opone a propuestas que plantean la exención del IVA. Así ocurrió ya en mayo anterior cuando el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) presentó un plan para mantener la tasa preferencial de 4% los servicios de turismo durante dos años más.

Dado que la iniciativa se presentó cuando el Gobierno tenía el control de la agenda legislativa, no fue posible su votación antes del 1 de julio de este año y con ello, comenzó a regir el cobro de 8% de IVA en servicios turísticos.

Los proyectos

En las últimas semanas se presentaron cuatro iniciativas de ley que buscar eliminar el IVA. Tres de ellos los presentó el Frente Amplio y uno, el Partido Liberal Progresista (PLP).

Sobre este último, el diputado liberal Jorge Dengo planteó la exoneración del tributo a alquileres de inmuebles que regir cuando la renta mensual excede 1,5 salarios base; es decir, alrededor de ¢693.000.
Anuncios

Además de los inmuebles de vivienda, también se exonerarían de este tributo los garajes y anexos accesorios de las casas, además del menaje arrendado conjuntamente con ellos.

Adicionalmente, se beneficia a las organizaciones religiosas, cualquiera que sea su credo, que alquilan locales para el desarrollo de su culto.

En tanto, los frenteamplistas plantearon la eliminación del IVA en la canasta básica debido al aumento en la inflación.

Con la aprobación de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas se estableció el pago de IVA para estos productos de manera diferenciada, ya que unos pagan 1%, 2% o 13%.

“Hemos decidido que urge, que es necesario que tomemos medidas para abaratar el costo de la canasta básica y no debería ser que la canasta básica esté sujeta a un impuesto regresivo”, señaló Sofía Guillén, subjefa de fracción.

Con respecto al de medicamentos, se plantea la exoneración por un periodo de cuatro años debido a diferencias en precios pese a ser el mismo producto así como al alto precio.

“Los fallos de mercado en el sector de los medicamentos en Costa Rica ya han sido ampliamente señalados por diversas fuentes nacionales, desde prácticas anticompetitivas, hasta la integración vertical de las empresas farmacéuticas, ocasiona sobreprecios”, señala el texto.

Finalmente, la bancada presentó un plan para exonerar del IVA la educación superior privada por un lapso de tres años.

La justificación se basa en el aumento en la inflación y la manera para proteger el acceso a la educación superior privada.

Los frenteamplistas aseguran que esta medida “permita (a los estudiantes) ajustar o adaptar sus gastos de primera necesidad ante las consecuencias de la actual inflación que golpea directamente la calidad de vida de la población”.