Fuente: CR Hoy

(CRHoy.com).- Elian Villegas, ministro de Hacienda, envió este jueves una carta al presidente de la Asamblea Legislativa Eduardo Cruickshank, en donde señala una serie de proyectos que marcarán el trazado previo para acudir a la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Según la carta, el gobierno enviará la próxima semana al Congreso el proyecto de Ley de Empleo Público sobre el cual solicitó a los diputados que le incorpore varios cambios que solicitará el Ministerio de Planificación.

La reforma al Empleo Público, además de los ajustes en el gasto para el 2021 y 2022, llegarían a representar al menos un 1,5% del Producto Interno Bruto (PIB), según Hacienda.

Junto con este proyecto también enviarán a la Asamblea Legislativa una iniciativa para eliminar exoneraciones con lo cual se pretende sumar un 0,5% del PIB.

Los otros proyectos a los cuales el Ejecutivo pretende dar prioridad durante el periodo de sesiones extraordinarias, son el del impuesto a las loterías que ya fue enviado a la Asamblea Legislativa, y con el cual se pretende un 0,09% del PIB.

A éste se le adicionará renta global, con lo cual se sumarían otros 0,12% del PIB. Eso sí, según el Ministro será necesario negociar un “adicional” con el FMI en materia de ingresos.

“En este rubro (ingresos) la meta es un 0,8% del PIB. Es decir que los restantes 0,6% deben ser negociados con el FMI pero principalmente con las señoras y señores diputados.”, dijo Villegas.

El jerarca señaló la necesidad de que los legisladores permitan la aprobación del crédito con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), al legisladores de varias fracciones amenazan con no respaldar.

“Este crédito con el BID tiene una tasa efectiva de 2,80%, mientras que en nuestro mercado interno el promedio a ese plazo es de un 8%, por lo cual el ahorro esperado es de un 5,20% anual, o sea la suma de 13 millones de dólares por año, por 7 años, para un total de $91 millones, lo que equivale a la suma de 54.000 millones de colones. La estabilidad financiera y la reactivación económica del país requiere de buenas señales. La pérdida de este crédito enviaría una señal muy negativa a los mercados financieros y a la sociedad costarricense, a la vez que aumentaría nuestro pago de intereses”, señaló Villegas.