Fuente: CR Hoy

(CRHoy.com) Los contribuyentes que hayan realizado ventas en donde no se haya utilizado comprobante electrónico tienen tiempo hasta este miércoles para presentar la declaración de impuestos, conocida como D-151.

Esta declaración debía presentarse el 28 de febrero pasado, pero Hacienda había ampliado la fecha límite, según explicó Carlos Vargas Alencastre, CEO de TPC Group, firma especializada en Estudios de Precios de Transferencia.

“En el 2019 se emitió Resolución DGT-R-071-2019. En esta se señalaron ciertas operaciones que estaban exceptuadas de incorporarse en la Declaración D-151. Una es el caso de las exportaciones e importaciones y los montos a los cuales se les efectuó retención. Además de las operaciones que estén respaldadas con comprobantes electrónicos. Sin embargo, no todos los contribuyentes tienen este sistema, por lo cual todavía habrá algunos contribuyentes que tendrán que realizar la declaración”, explicó Vargas.

La Declaración D-151 es una declaración anual en donde el contribuyente informa a la Administración Tributaria los montos sobre las compras y ventas de bienes y servicios realizadas durante el mismo período fiscal a un mismo cliente o proveedor.

En ella se deben informar solo las operaciones con montos superiores a ¢2.500.000 en el año fiscal, con una misma persona o empresa. En el caso de gastos específicos son transacciones de más de ¢50.000.

“Se utiliza para un control de los ingresos y gastos de los vendedores, proveedores de bienes y servicios, y compradores. Con ella Hacienda realiza cruce de información entre lo declarado por el vendedor y el comprador para que no se omitan ingresos”, afirmó Vargas.