Fuente: CR Hoy

(CRHoy.com) Los diputados no logran ponerse de acuerdo acerca del impuesto que deberían de pagar las personas físicas o jurídicas que vayan a incursionar en el mercado del cannabis medicinal y del cáñamo industrial, de aprobarse el proyecto que se discute en el Congreso para este fin.

Este jueves los diputados de la Comisión de Ambiente no llegaron a un acuerdo sobre cual sería el impuesto que se cobrará a quienes quieran dedicarse a esta actividad productiva.

Los diputada presidenta de la comisión, Paola Vega y el diputado liberacionista Roberto Thompson apoyan la creación de este impuesto, que iría dedicado para que las instituciones puedan dar acompañamiento a los productores que incursionen en el mercado y para que el Ministerio de Seguridad combata el mercado ilegal.  Entre tanto el socialcristiano, Erwen Masís, se pronunció  en contra de cualquier tributo.

El texto del proyecto sugiere que sea un 1%, sin embargo hay intenciones de rebajarlo a un o,5% o un 0,75% de las utilidades netas. La primera opción fue rechazada este miércoles, entre tanto, queda la moción que propone el 0,75%  pendiente de discutir.

Dentro de las mociones aprobadas este miércoles también están dos que facultan a las universidades privadas para que de manera conjunta con las públicas y la Caja Costarricense de Seguro Social realicen investigaciones y produzcan en sus laboratorios medicamentos y productos de uso terapéutico de uso autorizado por el Ministerio de Salud, utilizando cannabis psicoactivo, sus extractos y derivados, así como para recibir, comprar, procesar y distribuir para uso medicinal y terapéutico  sus productos y derivados.

Los diputados aprobaron también que el Ministerio de Salud sea el ente encargado de definir la cantidad de plantas que una persona pueda cultivar para fines medicinales, previa prescripción de un médico especialista. Se faculta que el cultivo pueda hacerlo un familiar mayor de edad.

También se fijó en 6 años los plazos de validez de las licencias para el cultivo o industrialización. Las licencias se renovarán por un período igual.

Los diputados tienen pendiente afinar la moción 10 del texto, la cual fue aprobada pero requiere de especificidad. Lo que se busca es que, en le marco de la reactivación económica, se permita la participación a los pequeños y medianos agricultores y no solo a grandes empresas.

 El proyecto para legalizar el cannabis medicinal y la industria del cáñamo industrial está en su etapa final de discusión.  Este miércoles a los legisladores de la Comisión de Ambiente solo les quedó pendiente la discusión de 9 mociones – de 29- de discutir del primer día para presentar cambios al texto vía artículo 137 del Reglamento Legislativo.

Tras esta etapa se habilitará un segundo y último día de mociones y posteriormente el proyecto irá al Plenario para su discusión final  y votación.