Fuente: La República

Muchas micro, pequeñas y medianas empresas dedicadas únicamente a la comercialización de productos para el mercado local, estarían interesadas en invertir en una zona franca fuera del Gran Área Metropolitana.

Esto, luego de que se firmara una ley que otorga 14 incentivos entre los que se destacan diversos beneficios fiscales, menos trámites, capacitación, innovación y bajos costos en cargas sociales.

Anteriormente, existía una reticencia por parte de la inversión extranjera directa, tanto nacional como extranjera, para llevar proyectos de desarrollo fuera del GAM y ahora muchos están volviendo sus ojos hacia Liberia, Grecia y otros cantones, de acuerdo con Margarita Umaña, gerente de Planificación y Estrategia de Cinde.

“Una empresa local puede dar el salto y gozar de los beneficios de la ley, pero debe constituirse en una entidad nueva y cumplir con todos los requisitos, Cinde puede asesorarlo en todo el proceso”, agregó Umaña.

Se esperan beneficios sobre todo para las empresas de insumos agrícolas, industria alimentaria, manufactura liviana, infraestructura turística y servicios, de manera que puedan desarrollarse en los cantones de dichas regiones donde habita cerca del 49% de la población del país.

“En este momento, existe un inventario total industrial de 1,6 millones de metros cuadrados en zonas francas y la idea es que siga creciendo.Somos muy optimistas porque cada vez son más las empresas interesadas en invertir fuera del GAM”, aseguró Bertha Mora, gerente de investigación de mercados de Colliers.

Entre los nuevos incentivos, se habilita a instituciones como el INA, MICIT, ARESEP e INDER para promover acciones que fortalezcan la operación de sus servicios en las regiones fuera de la GAM.

La idea es brindarles un modelo de negocio en el que gocen de mejores condiciones a la hora de invertir en las zonas rurales, incluyendo la simplificación de trámites, exoneraciones y servicios más baratos.