Fuente: La República

Como una medida en la dirección correcta, así catalogaron los industriales la rebaja en el impuesto del gas licuado del petróleo aprobada por los diputados.

Disminuirá el impuesto único al GLP en ¢28 (54% de su monto actual) lo que implica una reducción del 11% del precio por litro en plantel de este combustible y equipará al impuesto único del búnker.

La intención de los legisladores es beneficiar a los hogares que utilizan este combustible para cocinar, lo cual representa el 38% del consumo de gas que se vende en el país.

“La importancia que tiene para los industriales es el abaratar el costo de este combustible para apoyar el crecimiento económico y la generación de empleo y además el beneficio para los hogares de menores ingresos, ya que el 44% de estos utiliza al GLP como principal fuente de energía para cocinar”, aseguró Enrique Egloff, presidente de la Cámara de Industrias.