Fuente: La República

Los ingresos tributarios representaron un 13,48% del PIB en 2019, lo que es igual a un 0,41% más que el año previo.

No obstante, se puede observar como algo positivo si se compara con el período 2016-2018, en el que más bien se presentó un decrecimiento.

En ese momento, se pasó de recaudar un 13,39% del PIB en 2016, caer a 13,23% en el 2017 y bajar aún más en el 2018, cuando se reportó un 13,07%.

En otros apartados, en el año pasado los ingresos totales alcanzaron los ¢5,36 billones; lo que se debe en gran medida a la renta de personas jurídicas y el IVA interno.

Por ejemplo, con respecto al anterior Impuesto de Ventas, gracias al IVA, la recaudación en ese sentido tuvo un crecimiento de 23 puntos porcentuales, alcanzando los ¢960 mil millones.