Fuente: El Universo

Con 93 votos a favor, 29 en contra y 3 abstenciones, el pleno de la Asamblea Nacional aprobó este martes la denominada Ley para el Equilibrio de las Finanzas Públicas, que el Gobierno presentó el 30 de marzo con el carácter de económico urgente (el Legislativo tenía un mes para tratarla), y que aumenta el impuesto para las bebidas alcohólicas y azucaradas, cigarillos, entre otros.

Durante el debate, el presidente de la Comisión legislativa de Régimen Económico, el oficialista Virgilio Hernández (PAIS), aclaró que están exentas del impuesto las bebidas lácteas, sus derivados y el agua mineral.

Para los cigarillos se prevé un aumento de 2 centavos de dólar a su costo, que regirá cuando se publique la Ley en el Registro Oficial.

“Se incorpora a empresas que realizan gestiones centralizadas; donaciones no se gravarán con ICE (Impuesto a Consumos Especiales)”, dijo Hernández, en declaraciones tuiteadas por la Asamblea.

El Legislativo mencionó, en una publicación: “En este segundo debate se incluyeron varias propuestas, entre ellas, que las donaciones al Estado y adquisiciones del Estado de bienes que gravan ICE, no estarán gravados. No se encuentran sujetos al pago de este impuesto las adquisiciones y donaciones de bienes de procedencia nacional o importados que realicen o se donen a entidades u organismos del sector público, respectivamente, conforme los bienes condiciones y requisitos que mediante resolución establezca el Servicio de Rentas Internas”.

En su informe para el segundo debate, Hernández señaló que cinco Leyes se modificarán: Régimen tributario interno; Equidad tributaria; Orgánica de discapacidades; Orgánica de la Contraloría General del Estado; Minería; así como los códigos de Planificación y Finanzas públicas; y Tributario.

Además, el ICE para los servicios de telefonía fija y móvil será del 15 %, para las empresas.

Las bebidas que se incluyeron en la Ley son las gasesas y energizantes y otras bebidas azucaradas con un contenido mayor a 25 gramos de azúcar por litro ($ 0,17 por litro). Se excluye a las bebidas endulzadas con edulcorantes; y jugos que tengan más del 50 % de frutas.

En el caso de las bebidas alcohólicas, el informe de Hernández explica el aumento. “Incremento del ICE para la cerveza industrial. De $ 7,24 por litro de alcohol puro a $ 12, con lo que se equipara la carga tributaria con otros licores. Cervezas artesanales y aguardiente artesanal mantienen el régimen actual de $ 7,24 por litro de alcohol puro”.

Se modificó el valor máximo de dinero que una persona puede sacar cuando viaja fuera del país. Será de 1.098 dólares por persona y por cada menor de edad que salga aumenta $ 366. “Se exonera a las personas que porten o transfieran cantidades equivalentes a sus costos de educación; a los estudiantes y a las personas con enfermedades catastróficas por un monto de hasta el 50 % del valor de una fracción básica gravada con tarifa 0 % del Impuesto a la Renta (la mitad de $ 11.170)”.

Mientras, “la asignación de los ingresos permanentes y no permanentes a los Gobiernos Autónomos Descentralizados, será sobre los ingresos efectivos de la caja fiscal”.

La disposición general única de la Ley ordena al Banco Central del Ecuador informar trimestralmente a la Comisión “la cantidad total de dinero electrónico que se encuentre en circulación, así como el monto de lo devuelto al contribuyente”.

Además, anunció la Asamblea: “Los vehículos de fabricación nacional o extranjera, que al 25 de abril del 2016 se encontraban físicamente en el país, como vehículos terminados o CKDS (para ensamblar en partes), con un precio de venta al público como vehículo terminado de hasta $ 30.000 y que se comercialicen hasta el 31 de diciembre del 2016, obtendrán una rebaja de 5 puntos porcentuales en la tarifa del Impuesto a los Consumos Especiales, siempre que sobre los mismos no se haya causado este impuesto y que, al momento de su venta un valor equivalente al menos del 140 % del beneficio sea trasladado al precio al consumidor, caso contrario se reliquidará el impuesto sin rebaja alguna. De no hacerlo la Administración Tributaria en el uso de su facultad determinadora establecerá el valor del impuesto con los correspondientes intereses, multas y recargos que sean aplicables”.

“El proyecto será remitido al Ejecutivo en el término de 48 horas para su sanción u objeción, de conformidad con lo que disponen la Constitución y la Ley”, aclaró la Asamblea.