Fuente: Expansión

La ley de Acompañamiento de los presupuestos de 2017, cuyo anteproyecto ha pasado hoy por el Consell, incluye medidas que elevan los ingresos previstos en once millones de euros, por el efecto de subidas y bajadas.

El conseller de Hacienda, Vicent Soler, ha presentado las medidas tributarias incluidas en esta norma, que suponen la primera fase de la reforma de impuestos prevista por la administración regional.

En concreto, los principales movimientos son los siguientes:

-En IRPF, Rebaja de gravamende la tarifa autonómica a rentas más bajas. Para rentas hasta 12.450 euros baja del 11,9% al 10%; las de 30.000 a 50.000 bajan del 18,45% al 17,50%.

Al mismo tiempo, sube las altas: las de más de 70.000, de 21,48% al 23,5%; a partir de 120.000 eyuuros sube del 22,48% al 25,5% y si superan los 175.000 crece del 23,48% al 25,40%.

El impacto estimado de esta medida es de reducción de 75 millones de euros.

-Sucesiones y donaciones: Se mantiene la bonificación del 75% solo para menores de 21 años. El resto, se rebaja al 50%.

El impacto supone aumentar la recaudación en 86 millones de euros.

En transmisiones intervivos se elimina la bonificación por parentesco, lo que supoen un impacto de tres millones de euros.

Otras medidas tiene impactos menores.

-Deducción por obras en vivienda habitual, del 15%.

-Deducción por abonos a actos culturales del 21%.

-Deducción a familias monoparentales de al menos 300 euros.

-Revisión del 14,75% al 16% para vehículos contaminantes.