Fuente: La República

El gobierno de Donald Trump está presionando a Japón para que inicie negociaciones comerciales bilaterales o de lo contrario enfrentará aranceles, sobre todo con la venta de automóviles.

“Estados Unidos ha tratado de convencer a Tokio para realizar conversaciones bilaterales en un intento para abrir el mercado a más productos agrícolas norteamericanos y establecer nuevos términos para el comercio en el sector automotriz”, informó el diario Financial Times.

Ese país norteamericano se encuentra enfrascado en una guerra comercial con China, por lo que Japón sería la segunda nación asiática que sufriría de los aranceles propuestos por Trump.

Algunas marcas estadounidenses sufrirían con un posible conflicto con Japón, pues parte de sus productos se fabrican en suelo nipón.